La Guardia Civil se desplegó por Inca y procedió a la detención del exhibicionista de 70 años. | A. Sepúlveda

19

Dos niñas de trece años fotografiaron con sus teléfonos móviles el viernes por la tarde a un pervertido de 70 años se masturbó delante de ellas y consiguieron que la Guardia Civil lo detuviera al poco tiempo.

Los hechos ocurrieron en el Skate park Inca, cuando un grupo de cuatro adolescentes estaba allí reunido. De imprevisto apareció un septuagenario, que se acercó a ellas y se bajó los pantalones, masturbándose a continuación.

Una de las niñas, de trece años, ya había sido víctima el año pasado del mismo sátiro, por lo que no perdió los nervios, sacó su teléfono móvil y llamó al centro de emergencias del 112. La menor describió al pervertido y añadió que tanto ella como una de sus amigas lo habían fotografiado cuando las acosaba.

Desde el 112 se pusieron en contacto con la Guardia Civil y la Policía Local de Inca, que se desplegó por la zona en busca del exhibicionista. Los agentes contactaron con las menores acosadas y se quedaron las fotografías que le habían tomado.

El sospechoso fue detenido allí mismo. No pudo negar los hechos porque habían quedado inmortalizados en los smart phones de las niñas.