Imagen del juicio de Alexander Romanov. | Alejandro Sepúlveda

8

Alexander Romanov ha admitido este lunes ante la Audiencia de Palma los delitos de blanqueo de 1,6 millones de euros, falsedad continuada de documento mercantil y revelación de secretos y ha pactado con la Fiscalía Anticorrupción una pena de 3 años y 9 meses de prisión.

El juicio en el que inicialmente estaban acusadas 12 personas ha quedado este lunes visto para sentencia, tras la admisión del blanqueo por parte de Romanov y de delitos de falsedad o bien de revelación de secretos por parte 10 de los procesados, ya que la Fiscalía ha retirado los cargos contra dos de ellos.

El principal acusado ha admitido también varias multas de responsabilidad, ya extinguidas ante la dación en pago del hotel Mar i Pins, tasado en 10 millones, que cubre el comiso del dinero blanqueado, que ha sido fijado en 1,6 millones de euros.

La Fiscalía Anticorrupción pedía inicialmente una condena de 17 años de cárcel y multa de 40,1 millones de euros para el principal acusado y en total condenas que sumaban 76 años de prisión y multas de 165 millones de euros para los doce acusados.

Fondos ilícitos

El acusado compró en febrero de 2010 el hotel Mar i Pins y, en su reforma, dispuso de fondos de origen ilícito que introdujo a través de una sociedad que controlaba. Con el abono de las obras de reforma se transformaron los fondos, ocultando así su origen ilegal.

Él y su esposa crearon un entramado societario con tres empresas instrumentales ficticias, que operaban con una contabilidad «b» y realizaban trasvases entre ellas, al frente de la cuales situaron a testaferros. Además aparentaron ante Hacienda algunos gastos deducibles como si fueran de la reforma del hotel cuando en realidad se invirtieron en un chalet de su propiedad también en Mallorca.

Pasaban empleados de unas sociedades pantalla a otras a fin de evitar los beneficios y establecer «una maquinaria defraudatoria» a la Hacienda pública, utilizaban facturas por conceptos falsos y simulaban relaciones mercantiles inexistentes, según recoge el escrito de la Fiscalía.

Entre los demás acusados, la esposa de Romanov, considerada por la Fiscalía codirectora del entramado societario, ha admitido una pena de 22 meses de prisión sustituida por 56 meses de multa por falsedad continuada, ya pagada con la dación en pago del hotel.

Un Policía Local ha confesado revelación de secretos y se ha conformado con 2 años de prisión, multa de 1.800 euros y suspensión de funciones como agente por 1 año. La Fiscalía considera que obtuvo información de un hombre con el que Romanov mantenía un conflicto económico y se la facilitó aún sabiendo que eran datos confidenciales.

Los otros siete acusados han admitido penas que oscilan entre los 720 y los 2.640 euros de multa. En total pagarán 7.680 euros.