La policía recogió datos de los jóvenes que fueron testigos del atropello. | Redacción Sucesos

13

Un conductor que atropelló a un ciclista de 17 años en Llucmajor y que después se dio a la fuga se enfrenta a una petición de dos años de cárcel y una indemnización de 75.700 euros por las lesiones y las secuelas que padece la víctima.

La Fiscalía le atribuye un delito de imprudencia grave y otro de omisión del deber del socorro. El juicio estaba previsto para este lunes, pero se suspendió porque faltaban testigos y se celebrará el 7 de septiembre.

Los hechos ocurrieron el 15 de abril de 2013, en la urbanización Puig de Ros. El acusado no vio un paso de peatones por el que circulaba el menor en bicicleta y lo arrolló. Como consecuencia de la colisión, el joven quedó herido grave. Sufrió un traumatismo craneoencefálico, policontusiones varias y fracturas. El chico permaneció más de un mes hospitalizado. El conductor, español de 31 años, entró en shock, huyó del lugar y dejó el vehículo abandonado en una zona próxima. Horas más tarde, al percatarse de la magnitud del suceso, se entregó a la Guardia Civil.

El encausado, defendido por el abogado Vicente Campaner, ha indemnizado parcialmente al perjudicado por medio de su compañía aseguradora.