Antoni Morey.

66

El alcade de Palma, José Hila, ha suspendido a todos los comisarios de la Policía Local de Palma y ha nombrado al mayor José Antonio Bravo como nuevo jefe del Cuerpo policial.

En una breve pero intensa rueda de prensa, el primer edil -que ha acudido acompañado por la regidora Angélica Pastor- ha confirmado el cese fulminante del comisario Antonio Morey como jefe provisional de la Policía Local al que se le ha abierto un expediente disciplinario tras las declaraciones realizadas en las redes sociales, donde defendía a los policías detenidos -algunos de ellos en prisión- y en las que afirmó «que las consideraciones del juzgado de Intrucción número 12 y del fiscal Subirán me las trae realmente floja».

El proceso de renovación de la Policía Local es «imparable, nadie lo detendrá» y conlleva la decisión de medidas «continuas, sean dolorosas o no, para superar todos los obstáculos que se presenten», ha dejado claro el alcalde en su intervención.

Cabe recordar que Antoni Morey, tras las explosivas declaraciones del viernes, volvió a la carga el sábado para seguir defendiendo su postura y explicar qué es lo que más le ha molestado de toda esta historia. «Lo que más me duele es no saber cuál es el objetivo final de este ataque organizado contra la Policía Local», afirmó el hasta hoy comisario jefe.

Del mismo modo, también se procedió al cese del comisario Joan Miquel Mut (exjefe de la Policía Local) al que se le ha suspendido de empleo y sueldo. Finalmente, el comisario Miquel Pericás ha sido degradado a mayor perdiendo la plaza interina que ostentaba desde hace varios años.

Por su parte, Pastor ha explicado que estas medidas adoptadas, ya han sido comunicadas a los afectados mediante una notificación, y que responden a «una serie de hechos de situaciones encuadradas como faltas graves y muy graves».