10

Agentes de la Policía Local de Palma procedieron a la detención de un menor de 16 años acusado de agredir violentamente a sus padres. Se trata de un chico muy problemático que consume marihuana con cierta frecuencia y que ya fue arrestado por la Policía Nacional el pasado mes de octubre por un hecho similar.

El pasado sábado, un matrimonio mallorquín, vecinos de Palma, llamó a la central policial (092) para denunciar que su hijo les estaba agrediendo. La pareja reconoció ante los agentes que su hijo tiene problemas con las drogas y que llevaba todo el día profiriendo amenazas y muy violento. De hecho, el chico propinó una fuerte patada a su madre y varios golpes a su progenitor. Cuando llegaron los policías, la vivienda estaba totalmente destrozada y varias puertas fracturadas.

El menor, no dudó en reconocer que había pegado a sus padres porque le habían castigado sin salir de casa. El matrimonio pide ayuda a las instituciones para que obliguen al hijo a internarse en un centro de desintoxicación pagando ellos todos los gastos.