Monique Tennant, este lunes en Palma, con una camiseta con la imagen de su hermana. | H. Carter

7

«Hemos estado ocho años buscándola y esperando. ¿Qué importan otras cuatro semanas?». Monique Tennant aún mantiene la esperanza. La Guardia Civil confirmó la semana pasada que el cadáver encontrado por un excursionista a hora y media del camino viejo de Pollença a Lluc era el de su hermana Jacqueline, que desapareció en octubre de 2007. Esa mañana salió del hotel de Pollença donde trabajaba y no se volvieron a tener noticias de ella hasta la semana pasada.

Todo indica que el caso está cerrado. Sin embargo aún falta la prueba de ADN y la familia se aferra a esa última incertidumbre: «Ayer tuve que dar otra muestra y puede que falten otras cuatro semanas para que estén listos los resultados». Hasta ahora, afirma que toda la confirmación oficial con la que cuenta la familia es con los datos recabados por la Guardia Civil de que es el cuerpo.

Desde que su hermana desapareció en 2007, Monique, no ha dejado ni un solo año de visitar Mallorca para conocer de primera mano la investigación. Agradece el «minucioso» trabajo que se lleva a cabo para confirmar que el cadáver es el de su hermana. Sin embargo añade: «Mi familia y yo no vamos a aceptar que es ella hasta que nos lo confirmen a un ciento por ciento».

Eso sí, ante la posibilidad de que sea Jacqueline acepta que tiene todavía muchas preguntas pendientes. «Quiero saber qué le pasó antes, durante y después de morir». «Durante veinte años sirvió en las fuerzas armadas y fue entrenada. Recuerdo todo lo que nos solía enseñar cuando íbamos de excursión. Sobre todo que nunca hay que salirse del camino. En el día que desapareció estaba en un territorio que no conocía. Por su carácter no cuadra que se alejara del camino, sobre todo en una zona tan difícil», añade. Monique admite la posibilidad de una caída, pero quiere tener todas las respuestas.

La familia agradece también el trabajo que ha realizado el consulado británico durante los ochos años que ha durado la desaparición de su hermana. Hasta que no esté lista la autopsia, no podrán hacerse cargo de los restos.