El vehículo quedó empotrado en un lateral de la vivienda. Foto: PERIÓDICO DE IBIZA

2

Un conductor ebrio ha empotrado esta madrugada su coche contra una vivienda, sin causar heridos pero sí numerosos daños materiales, en el municipio de Sant Josep de sa Talaia de Eivissa.

El Ajuntament de esta localidad ha informado de que la Policía Local recibió un aviso a las 3.00 horas del Servicio de Emergencias 112, en el que se comunicaba que un vehículo se había empotrado contra una casa situada junto a la rotonda entre Cala Molí y Cala Tarida.

La patrulla llegó poco después al lugar del incidente y comprobó que el coche había provocado numerosos daños materiales en la propiedad, pero no heridos.

La Policía Local realizó un control de alcoholemia al conductor, que dio positivo con una cantidad de 0,64 mg/l, por lo que ha abierto diligencias por la comisión de un delito contra la seguridad vial.

Además, los propietarios de la vivienda presentarán una denuncia contra el conductor por los daños materiales ocasionados.