La víctima, de 33 años, residía en el primer piso del número 115 del Camí de Sant Jordi.

0

Los investigadores de la policía creen que Jaume Salom engañó a su exnovia para que le dejara entrar en su domicilio de Sant Jordi y una vez dentro la degolló sin piedad.

La investigación del caso, que lleva a cabo el Grupo de Homicidios del Cuerpo Nacional de Policía de Palma, se da prácticamente por cerrada a falta de unos flecos acerca del caso.

Noticias relacionadas

La puerta de entrada al domicilio de la víctima, Gemma Vich Ramis, de 33 años, no estaba forzada. Este es uno de los detalles que los investigadores quieren resolver con exactitud. Jaume Salom tenía llaves de la casa de su pareja, aunque se las había devuelto hacía unos días, después de que rompieran la relación sentimental que habían mantenido durante cerca de dos años.

Una de las hipótesis que se barajaba era que el individuo, de 38 años, se hubiera guardado una copia de las llaves aunque en el registro de la vivienda solo se ha encontrado el juego de llaves de Gemma, por lo que se cree que él la convenció para que le facilitara la entrada la noche del crimen.

Jaume Salom continuaba el domingo ingresado en el módulo de detenidos de Son Espases. La jueza de guardia acudió junto a una comisión judicial el sábado por la tarde al centro hospitalario y decretó prisión provisional comunicada y sin fianza para el detenido por haber matado a su ex pareja, en la madrugada del jueves al viernes, en su casa del Camí de Sant Jordi.