La llegada del Sorrento a aguas valencianas estuvo envuelto de polémica. | Efe

2

Agentes de la Guardia Civil han accedido hoy al interior del ferry Sorrento, incendiado el pasado 28 de abril frente a la costa de Mallorca y atracado en el Puerto de Sagunto desde el pasado viernes, para investigar el origen del incendio.

Fuentes del entorno portuario y de la Guardia Civil han informado a Efe de que los agentes han entrado en la embarcación, mediante un mandamiento judicial, una vez se ha abierto la rampa de popa del ferry y se ha completado la ventilación del buque, una operación que se ha desarrollado con ayuda técnica.

Cuando finalicen los trabajos de la empresa de salvamento marítimo y las pesquisas del instituto armado, el buque quedará a disposición del Grupo Grimaldi, Naviera propietaria de la nave fletada a la compañía Acciona Transmediterránea, y se procederá a la descarga de la embarcación.

Fuentes del grupo municipal Iniciativa Porteña han informado que una vez finalice la descarga del buque y sean apuntaladas las cubiertas superiores de la embarcación, el ferry podría ser trasladado al astillero de algún puerto italiano para vaciarle el combustible y desguazarlo.

Noticias relacionadas

La Naviera Grimaldi informó el pasado sábado en un comunicado de que el cortocircuito en un coche estibado en la cubierta principal del buque que hacía la ruta Palma-Valencia era la posible causa del incendio, que obligó a evacuar a todos los pasajeros.

El buque, cargado con 753 toneladas de combustibles y otros líquidos, 98 camiones vacíos y 25 cargados, pasó siete días en alta mar a 18 millas de la costa mallorquina y el 5 de mayo se inició su remolque hasta la costa valenciana.

El remolcador Gianemilio C trasladó al buque incendiado hasta las instalaciones portuarias saguntinas, en una recorrido que duró cerca de 24 horas y durante el cual estuvo escoltado por el buque de Salvamento Marítimo Clara Campoamor y una lancha patrullera de la Guardia Civil.

En el puerto de Sagunto está previsto llevar a cabo la descarga de las plataformas y vehículos que transportaba y el apuntalamiento del pontón.

Su llegada al puerto saguntino estuvo rodeado de protestas, tanto del Ayuntamiento del municipio, que se mostró contrario a su llegada a las instalaciones portuarias, como de organizaciones ecologistas como Greenpeace o Acció Ecologista Agro.