Los acusados actuaban en el entorno de las calles Blanquerna y Arxiduc.

9

Un juzgado de Palma ha condenado a 24 y 11 años de prisión a dos hermanos por robar a mujeres de avanzada edad con una gran violencia en Palma. Se les condena por seis robos, todos ellos cometidos en el entorno de la calle Arxiduc, siempre a plena luz del día y contra mujeres en torno a los 80 años de edad que estaban solas y que entraban en los portales de sus casas. Los dos hermanos se habían desplazado a Palma desde Murcia donde ya habían sido investigados por hechos similares que no se llegaron a demostrar.

Con este historial comenzaron a actuar en los meses de mayo y junio de 2014. Los dos acudían juntos y era generalmente uno de ellos quien aprovechaba el momento en el que la víctima entraba en el portal para darla un empujón, colarse en el interior y agredirla para robarla. Todos los robos fueron muy violentos. En uno de los casos, tiraron al suelo a una de las víctimas, le taparon la boca con una hoja de periódico para que no pudiera pedir ayuda y le golpearon después con un bastón varias veces. Después la dejaron tendida en el suelo. En otro de los casos, el agresor llevó a la víctima a rastras hasta la cocina de su casa.

El hermano que no intervenía de forma directa en el robo esperaba en la calle y se llevaba las joyas hasta algún establecimiento donde las vendían. Esa forma de actuar ha sido la que ha permitido dar con ellos. El Grupo de Atracos de la Policía Nacional los detuvo tras rastrear esos recibos.

La sentencia descarta uno de los argumentos de las defensas que sostenían que la violencia era la «imprescindible» para cometer los robos: «A la vista de la brutal dinámica de los hechos, ha quedado acreditado que las agresiones fueron desproporcionadas, puesto que les hubiera bastado exigirles la entrega de las joyas sin necesidad de utilizar tanta violencia ya que las víctimas, todas de avanzadísima edad, son personas completamente indefensas, de movilidad reducida y los acusados se habían asegurado de que estaban solas».

La sentencia aún no es firme y puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial.