Momento en el que los equipos sanitarios atienden al francés en la acera, que sufría asfixia al atragatarse con un trozo de pollo. | Michel's

7

Un ciudadano francés de 65 años de edad estuvo a punto de morir asfixiado este jueves al atragantarse mientras comía pollo en un local del Port de Andratx .

El hombre se desplomó sobre la calle, sin apenas poder respirar, y los equipos sanitarios estuvieron una hora estabilizándolo. Después quedó ingresado en Son Espases.

En la tarde noche del jueves el residente extranjero se trasladó a un bar del Port y pidió un plato de pollo para cenar.

Cuando estaba degustando el plato, un trozo de carne se le atragantó y empezó a sentirse mal. Cada minuto que pasaba se encontraba peor y finalmente cayó sobre la acera, en estado grave.

Los médicos del PAC (Punto de Asistencia Continuada) fueron los primeros en atender al paciente, que seguía sin apenas poder respirar. Después llegó una ambulancia y los facultativos se sumaron al dispositivo de auxilio. Y finalmente, cuando el francés no reaccionaba, compareció una UVI-Móvil, cuyos técnicos intubaron al hombre indispuesto y lo evacuaron hasta el centro hospitalario de Son Espases.

En lo que va de año se han registrado una decena de estos casos en Mallorca. Algunos de los atragantados fueron niños, y otros adultos, que estaban comiendo carne, pescado o fruta.