El detenido ha llegado con la cara parcialmente tapada por una capucha. | Alejandro Sepúlveda

38

El titular del Juzgado de Instrucción 8 de Palma, Antoni Rotger, en funciones de guardia, ha acordado este viernes el ingreso en prisión provisional sin fianza por tentativa de homicidio para el hombre de 23 años detenido el pasado miércoles por lanzar piedras desde un puente a los vehículos que circulaban por la autopista de Inca.

Se le imputan dos presuntos delitos de tentativa de homicidio y un delito contra la seguridad vial, ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Balears.

El joven fue detenido el miércoles por la noche por la Policía Nacional por tirar piedras a los coches en los últimos días desde el puente de la Cabaneta y otros pasos elevados cercanos, después de sorprenderle in fraganti arrojando rocas contra un vehículo del propio dispositivo policial habilitado para localizarle.

La Policía le consideró responsable de las pedradas que han dañado turismos y han herido a varios conductores y acompañantes los días 28 de noviembre y 1, 2 y 3 de diciembre.

Noticias relacionadas

El joven ha pasado esta mañana a disposición judicial. Posteriormente, el juez ha tomado declaración esta tarde a dos testigos en relación con estos mismos hechos, antes de acordar el ingreso en prisión provisional sin fianza.

Hechos

En cuatro días se presentaron dos denuncias por coches atacados y hay un tercer atentado, en el puente de Son Oliva, que no fue denunciado. El primer lo sufrió Miguel Martínez Cabrera que, en la madrugada del viernes mientras circulaba por la autopista de Inca en dirección a Marratxí recibió el impacto de una piedra cuando pasaba por el puente de Son Cladera. Su vehículo fue alcanzado por un pedrusco del tamaño de un puño, que entró como un proyectil por la luna delantera. «Todavía le doy vueltas a lo ocurrido y creo que he tenido mucha suerte», contaba la víctima.

La segunda afectada fue María Antonia Salazar, vecina de Palma de 54 años, cuando circulaba con su marido en coche por la autopista de Inca. La mujer tuvo que ser operada de urgencia y sufre fractura nasal, lesiones en el maxilar superior, tiene uno de sus ojos muy afectado, presenta cortes en la boca y una contusión en el pecho.