Imágenes de la fallecida distribuidas por la Guardia Civil y que fueron captadas por la cámara de seguridad de un supermercado.

15

Sin identidad. La joven que apareció muerta en la playa de Alcanada de Alcúdia con señales evidentes que mostraron que había sido asesinada sigue sin poder ser identificada. En los 29 días que han transcurrido desde su hallazgo, los investigadores responsables del caso siguen sin descartar ninguna hipótesis, pero la resolución del mismo se complica a medida que transcurren los días y siguen sin dar con la identidad del cadáver.

Fuentes próximas al caso a las que ha tenido acceso Ultima Hora sospechan que la mujer asesinada y el presunto agresor se conocían. Nada más encontrarse el cuerpo sin vida de la joven se detectaron indicios que no cuadraban con una caída en las rocas, por la forma de los golpes que tenía. La autopsia reveló que había sido asfixiada y las sospechas apuntan a que el crimen ocurrió en un lugar distinto a aquel en el que se encontró el cadáver.

La Guardia Civil, durante días, peinó todos los hoteles, hostales, casas rurales, etc, en busca de alguna clienta que no hubiera regresado a su complejo hotelero sin éxito. La principal línea de investigación que manejan los investigadores por el momento es que el cadáver sin identificar corresponda a una mujer de nacionalidad extranjera que llevaba muy poco tiempo en la Isla antes de ser asesinada.

Las imágenes difundidas de manera oficial por el Instituto Armado en el que se solicita la ayuda ciudadana para tratar de localizar a alguna persona que pudiera aportar información sobre la identidad de la víctima, fueron captadas por las cámaras de seguridad de un conocido supermercado de la zona del Port d'Alcúdia. En el mismo, el personal y clientes habituales confirmaron a los agentes que no era una persona que frecuentara el citado establecimiento.

Noticias relacionadas

Desde que se difundió las imágenes una docena de personas se han puesto en contacto con la Guardia Civil, pero las pistas aportadas por los ciudadanos por el momento no han sido satisfactorias. Por el momento se sabe que la chica llegó en autobús y cabe la posibilidad de que la víctima se hubiera hospedado en casa de su presunto homicida.