Previous Next
27

El supuesto capo de la mafia rusa Gennadios Petrov huyó de España, pero su enorme mansión sigue vacía en la urbanización Sol de Mallorca. Ahora, la Audiencia Nacional ha accedido a la petición de la Fiscalía para que mientras dure la instrucción, la fundación Amadip-Esment pueda utilizar para sus actividades la mansión en la que fue detenido Petrov en el año 2008. La sección cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia confirmó ayer la medida que ya había tomado en abril el juez Pablo Ruz. La vivienda estaba embargada desde la ‘operación Troika’ y, aunque Petrov volvió a vivir en ella en 2010 llevaba ya años vacía.

Mantenimiento

Noticias relacionadas

La decisión judicial de ceder la mansión se justifica en que: «El bien podría no ser conservado con medidas oportunas y adecuadas a su configuración y naturaleza, disminuyendo su valor a efectos de ulterior compromiso para satisfacer las responsabilidades pecuniarias que pudieran declararse». Es decir, para evitar un posible deterioro de la mansión se permite que la asociación realice en ella labores destinadas a la inserción laboral de personas con discapacidad.

La Sala de lo Penal razona ahora que dado que la mansión es de Petrov y su mujer y que ambos están huidos, «resultaría relativamente fácil desprenderse del mobiliario y de la vivienda embargada por el notorio detrimento que ello supondría para hacer efectivas, si las hubiera las responsabilidades económicas derivadas de una posible condena».

Esta es la primera vez que se adopta una medida cautelar de este tipo en fase de instrucción. Petrov está acusado de delitos de asociación ilícita, blanqueo de dinero, falsedad, delito fiscal y simulación de contrato. Su detención fue ordenada por el juez Baltasar Garzón en una espectacular operación en la que también fue detenido su supuesto lugarteniente, Leonid Khristofororov.