10

Monos titís, guacamayos, cacatúas, un águila Harris, lechuzas, búhos, papagayos y huevos de aves exóticas. Todos esos animales fueron sustraídos por una banda que robaba en el zoológico de Natura Park por encargo y que ahora ha sido desarticulada en una operación conjunta de la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Tal y como adelantó en exclusiva Ultima Hora, las líneas de investigación del CNP y de la Benemérita se cruzaron cuando hace unos días 'El Ico' denunció que lo habían asaltado en su casa de s'Hostalots, en Palma. Uno de los ladrones, armado con una pistola modelo 1911, le sustrajo de la caja fuerte entre 5.000 y 10.000 euros, por el impago de una deuda por la compra de un mono tití. Fue entonces cuando la policía cruzó datos con la Guardia Civil, que ya venía investigando los robos de animales exóticos en Natura Park, entre los meses de mayo y diciembre del año pasado. Además de las citadas especies, los hampones habían sustraído material para la cría de animales.

Tras algunas pesquisas, se comprobó que los ladrones de la casa de 'El Ico' eran los mismos que habían entrado en Natura Park. En total, han sido arrestados cuatro personas y dos más han sido imputados, uno de ellos el hijo de 'La Paca' y la otra, una mujer cuya identidad no ha trascendido.

Recuperados

Los agentes han recuperado una pareja reproductora de guacamayos, valorada en 5.000 euros, y dos monos titís, cuyo precio es de 800 euros por ejemplar. Además, se han intervenido de una pistola modelo 1911 que funciona perfectamente y cuyo origen es ilícito. El arma corta tenía munición.

Los animales exóticos se encontraban en condiciones higiénico-sanitarias lamentables, en recintos muy pequeños. La jaula de la casa de 'El Ico', por ejemplo, era diminuta y el mono tití apenas tenía posibilidad de moverse. La alimentación para estas especies es especial. Sin embargo, los compradores les metían en la jaula restos de comidas y cenas, muy poco idóneos para estos ejemplares. En algunos casos, como el mono tití de 'El Ico', los animales corrían serio peligro de muerte, dadas sus condiciones de hacinamiento y de alimentación precaria.

Toni Mas, propietario de Natura Park, ya interpuso las correspondientes denuncias por los robos. Ahora, algunos de los animales recuperados están en cuarentena.