La detención fue practicada por agentes de la Policía Local de Inca. | A. Sepúlveda

14

Agentes de la Policía Local de Inca procedieron, en la mañana de ayer, a la detención de un ciudadano de nacionalidad marroquí acusado de provocar una pelea en un pub de la ciudad.

Sobre las 6.30 horas, los responsables de un conocido pub ubicado en el centro de Inca se disponían a cerrar el establecimiento. En ese instante, un marroquí que iba muy borracho trató de acceder al interior del local. En ese instante, el personal le informó que el pub estaba cerrado y que tenía que abandonar el recinto.

Ante la negativa de servirle alcohol, el varón tomó una actitud violenta, se abalanzó sobre los empleados y se inició una reyerta en la que participaron varias personas.

En el transcurso de la misma, el detenido logró arrancarle a uno de los implicados un pendiente que llevaba en una de sus orejas y le arrancó parte de la misma.

Por su parte, el presunto agresor se golpeó, en repetidas ocasiones, la cabeza contra la pared y precisó ser atendido en el hospital de Inca. A la llegada de los efectivos de la Policía Local, el marroquí, lejos de tranquilizarse, al percatarse de la presencia policial se alteró más y ofreció una gran resistencia física. De hecho, ocasionó algunos pequeños desperfectos en el vehículo policial, llegando a desencajar uno de los cristales del coche patrulla.

Una vez trasladado el detenido al centro médico para que fuese atendido de sus lesiones, se decidió ingresar al mismo en el psiquiátrico.