La policía y varias ambulancias acudieron al lugar del atropello y prestaron aistencia al joven. | Vasil Vasilev

8

El adolescente de 17 años que fue atropellado por el tren de Sóller en el paso a nivel de Son Oliva, en Palma, continuaba ayer ingresado en estado grave en la Clínica Juaneda. Desde este hospital indicaron que el chico permanecía en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y su pronóstico era reservado.

El atropello se produjo sobre las 15.15 horas del viernes en la confluencia de las calles Tomás de Villanueva y Cortés y Concordia. En esos momentos llovía y el chico caminaba escuchando música con unos auriculares y al parecer iba con capucha para protegerse del agua. El joven cruzó las vías justo en el momento en que venía el tren de Sóller, sin percatarse de ello. El maquinista le hizo señales acústicas pero no pudo evitar el atropello. El tren impactó contra el joven y lo lanzó a un lado de la calle.

Alerta

Tras el suceso se dio la voz de alerta y hasta ese tramo de las vías del tren se desplazaron efectivos de las ambulancias, Policía Local de Palma y Cuerpo Nacional de Policía, que atendieron al herido en el lugar. El médico y los sanitarios lo estabilizaron y después el joven fue evacuado hasta la clínica, donde quedó ingresado en estado muy grave.

Los agentes se entrevistaron con el maquinista y buscaron testigos. El conductor del tren explicó que no había podido hacer nada para evitar el atropello y se mostró muy afectado.

Noticias relacionadas

Otros testigos dijeron que pensaban que el chico realizaba ese trayecto a menudo y cruzó porque no había escuchado las señales debido a los auriculares que llevaba puestos.