Previous Next
40

La Comandancia de la Guardia Civil de Palma ha abierto una investigación interna para aclarar los fallos policiales que desembocaron en la absolución de 'La Paca' y su clan, en la controvertida sentencia de la 'operación Kabul'.

Fuentes autorizadas declararon ayer a este diario que no se trata «ni de una caza de brujas» ni tampoco «de depurar responsabilidades entre los mandos, sino que algo así no vuelva a ocurrir». Las conclusiones del informe interno serán comunicadas al coronel Basilio Sánchez Rufo, que ha puesto mucho interés en revisar todo el protocolo seguido en busca de anomalías.

Autorizaciones

Con todo, desde la Guardia Civil se ha remarcado que todo el proceso de instrucción policial y judicial de 'Kabul' fue supervisado por el fiscal Salazar y por el juez Rotger, que le dieron validez. «No se pinchó ni un sólo teléfono sin una autorización judicial», recordó otro mando consultado.

El EDOA (Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga) dedicó gran parte de su artillería pesada a la investigación de los clanes de Son Banya, con cientos de horas invertidas en escuchas, seguimientos y diligencias sobre 'narcos'.

Ahora, la Comandancia revisará todo ese proceso policial en busca de defectos. «Es como cuando montamos un gran dispositivo por la festividad de la patrona y algo sale mal. Lo normal, después, es investigar qué ha pasado y al año siguiente hacerlo bien».