La detención fue practicada por agentes de la Policía Local en la Platja de Palma.

14

Pasaban unos minutos de las siete de la mañana de ayer cuando varias personas corrían atemorizadas por las calles de la Platja de Palma pidiendo ayuda.

Al parecer, un perturbado se encontraba por las inmediaciones del cuartel de la Policía Local de Platja de Palma esgrimiendo dos cuchillos de grandes dimensiones, todo ensangrentado y atacando a los turistas con los que se cruzaba.

Todo apunta que se trata de un ciudadano de nacionalidad española que pretendía acabar con la vida de un turista alemán por causas que se desconocen y que están siendo objeto de una exhaustiva investigación.

El varón caminaba por las calles gritando frases como «lo voy a matar» mientras que iba acuchillando señales de tráfico, paredes, puertas, coches estacionados y haciendo intentos de atacar a los transeúntes que corrían atemorizados.

Durante varios minutos, más de un centenar de personas salieron a los balcones y ventanas para presenciar lo que estaba aconteciendo.

Fueron varios agentes del GAP (Grup d'Actuació Preventiva) de la Policía Local de Palma que habían acabado su turno quienes consiguieron localizar al perturbado, cortar las calles para que los turistas no se acercaran y proceder a su detención.

Tras llegar los refuerzos, el varón fue conducido al área de psiquiatría de Son Espases. Ahora, el Cuerpo Nacional de Policía se hará cargo de la investigación para dirimir las causas del comportamiento del detenido.