3

Dos hombres que fueron detenidos a principios de año en Palma están imputados por tenencia de pornografía infantil en el marco de una operación desarrollada en 18 provincias por la Policía Nacional, que ha arrestado a 25 personas y ha solicitado además la imputación de otros 16 sospechosos.

Los imputados de Palma fueron interrogados en enero y en febrero y son dos varones de 40 y 47 años, según ha informado la Jefatura Superior de Baleares.

En la operación, denominada «Ciudadano», han participado más de 200 agentes y se han investigado cerca de 31.000 conexiones a internet.

El desmantelamiento de esta red ha sido posible gracias a informaciones aportadas por los ciudadanos, bien a través de denuncias en comisarías o mediante el correo electrónico denuncias.pornografia.infantil@policia.es, según ha afirmado en rueda de prensa el inspector jefe Luis García.

Entre los detenidos hay un profesor de educación infantil, un técnico informático y varios jubilados y desempleados, y la mayoría de ellos son hombres de entre 30 y 40 años y conocimientos medio-altos de informática.

Según ha explicado el inspector jefe García, tras el análisis y tratamiento de las denuncias recibidas, se comprobó que los archivos efectivamente tenían contenido pedófilo, y los agentes seleccionaron las conexiones de usuarios que los habían descargado en su totalidad, así como los que tenían nombres con referencia explícita a pornografía infantil.

De esta forma, se analizaron casi 31.000 conexiones que, a su vez, llevaron a la identificación de un total de 48 usuarios ubicados en nuestro país y que estaban poniendo a disposición del resto de internautas al menos tres archivos ilegales.

Una vez autorizado por el juez, se identificaron y registraron los domicilios desde los que se habían efectuado las conexiones, ubicados en Ávila, Barcelona, Tarragona, Córdoba, Vizcaya, Valencia, Baleares, León, Madrid, Málaga, Valladolid, Huelva, Cádiz, Zaragoza, Granada, Sevilla, Guadalajara y Castellón.

Posteriormente, se detuvo a 25 individuos e imputó a otros 16 por tenencia y distribución de fotografías y vídeos a través de internet que mostraban a menores de hasta a 8 años sometidos a todo tipo de vejaciones.

Entre el material intervenido, se ha incautado 136 discos duros, 8 ordenadores portátiles y 594 CD y DVD.

Según ha detallado el inspector jefe Luis García, la mayoría de los implicados son hombres, aunque «también hay alguna mujer», con edades comprendidas entre los 30 y 40 años y con profesiones que van desde profesor o médico hasta funcionario, vigilante de seguridad o ingeniero.

Además, «19 de los 41 detenidos o imputados son parados o jubilados», y ninguno de ellos es reincidente.

«Alguno» de los vídeos está grabado en España «por agresores que ya han sido detenidos en otras operaciones», pero la mayoría están producidos en «lugares de turismo sexual infantil», y ha citado «Asia, Sudamérica e incluso Europa del Este».

García ha destacado el incremento de las denuncias ciudadanas sobre este y otro tipo de delitos, un gesto que en lo que va de año ha aportado ya «4.000 casos con información suficiente para iniciar una investigación», y ha atribuido la tendencia a la colaboración de las personas y la presencia de este cuerpo policial en las redes sociales con conocidas cuentas en Twitter, Facebook y Tuenti.

El inspector ha aventurado, «a pesar de los escasos recursos que hay», la posibilidad de que el Cuerpo Nacional de Policía «potencie» su presencia en las redes sociales, dado los «buenos resultados que ello está dando».

En la rueda de prensa se ha advertido de que el simple retuiteo de enlaces con pornografía infantil puede ser delito «aunque sea sólo para denunciar el caso», y ha llamado a los ciudadanos a que «denuncien de inmediato este tipo de archivos y prácticas, si se topan con ellos».

También se ha pedido que «nadie descargue archivos pedófilos, aunque sólo sea por curiosidad, y ha apelado a la «revictimización de estos menores abusados cada vez que se reproducen estos vídeos o se ven las fotos en las que salen».