16

Antonio M. P., español de 49 años de edad, ha sido detenido por agentes del Cuerpo Nacional de Policía acusado de robar en dos bancos de Palma.

Lo más curioso del caso es que el presunto delincuente para perpetrar sus robos acudía a las diferentes sucursales bancarias con muletas. Una vez en las proximidades, las escondía bajo los coches y, a gatas, cogía la tapa de una alcantarilla y fracturaba los cristales del banco. Una vez dentro, en el segundo de los casos, se llevó la hucha de la lucha contra el cáncer que estaba sobre una de las mesas.

La Policía Nacional lo detuvo cuando permanecía agazapado en el cajero del segundo banco donde ya había fracturado el cristal.

El arrestado es un hombre de 49 años de edad que hacía cuatro meses que acababa de salir del Centro Penitenciario de Palma. El expresidiario había cumplido una condena de más de 13 años por diferentes robos y hechos similares.

El primero de los robos que se le atribuye al delincuente se produjo en la sucursal de un banco ubicado en calle Médico José Darder, tal y como les adelantó

Ultima Hora en exclusiva.En esa ocasión, el ladrón consiguió escapar y llevarse la hucha del dinero.

En la madrugada de ayer, concretamente sobre las cuatro y media, la base del 091 alertó a todas sus unidades de que había saltado la alarma de una entidad bancaria situada en la calle Indalecio Prieto, en la barriada de Son Gotleu.

Rápidamente, varias unidades de desplazaron hasta el lugar del suceso y localizaron in fraganti al ladrón.