Previous Next
15

El único herido del incendio declarado en el Santuari de Lluc que obligó al desalojo de más de un centenar de personas, en la mañana del Año Nuevo, evoluciona favorablemente en el hospital de Son Espases.

Según el último parte médico facilitado por el centro hospitalario, el paciente está moderadamente grave. Su vida no corre peligro y su evolución es lenta, pero positiva. El varón sufre quemaduras de segundo grado y, en la mañana del miércoles, subió a planta donde se recupera de sus lesiones.

Cabe destacar que el herido, identificado como Marc A. C., de 37 años y nacionalidad española, sufre quemaduras en el 30 por ciento de su cuerpo, concretamente las mismas se centran en las extremidades superiores e inferiores.

El prior del Santuari de Lluc, Antoni Vallespir, se interesó por el estado de salud del herido y, a media mañana de ayer, pudo contactar telefónicamente con la habitación del hospital donde dialogó con el padre de la víctima. El progenitor relató al prior que su hijo se encontraba muy dolorido y que estaba bajo los efectos de los calmantes.

Noticias relacionadas

Por otra parte, el prior tiene previsto desplazarse hasta el hospital dentro de unos días para interesarse por la evolución del herido.

El balance de daños materiales aún no ha sido cuantificado con exactitud. De momento, la habitación donde se inició el fuego quedó totalmente calcinada, una celda colindante se vio levemente afectada y el pasillo ennegrecido. Por el momento, según el prior, «hemos cerrado el sector y hay unas 15 o 20 celdas inutilizadas, pero en cuestión de días volveremos a la normalidad», concluye.

Durante la jornada de ayer los peritos del Santuari de Lluc realizaron las primeras estimaciones de daños, pero será hoy cuando los técnicos del seguro visiten la zona afectada.