11

La Fiscalía reclama una condena de 14 años de cárcel para un hombre acusado de forzar a una sobrina suya a mantener relaciones sexuales con él durante veinte años. Los hechos, según el escrito de acusación, se iniciaron cuando la víctima tenía cuatro o cinco años de edad y se prolongaron dado que el ministerio público sostiene que se aprovechó de la discapacidad psíquica de la joven, que tiene un 35 por ciento de minusvalía.

En el mes de agosto de 2011 la joven terminó por denunciar lo ocurrido. En ese momento el acusado tenía 40 años de edad. La víctima pasaba unos días en casa de su abuela, en un pueblo del Llevant. El hombre la convenció para que subiera a su habitación en la casa y allí la amenazó para mantener relaciones sexuales. Después le dio un regalo.

Una amiga de la víctima sospechó que algo había ocurrido al ver a la víctima al día siguiente. La joven relató ese episodio y todos los previos. Según la Fiscalía los abusos comenzaron cuando la menor tenía cuatro o cinco años y cuando cumplió los trece los tocamientos pasaron a ser relaciones sexuales. Salvo en una ocasión el acusado siempre utilizaba su habitación en la casa de su madre. El acusado trabajaba en un garaje de protección civil. El juicio se celebrará la próxima semana en la Audiencia Provincial.