A la izquierda, el padre de Katia Esteban, una de las tres jóvenes fallecidas. | Fernando Villar

9

El dispositivo de seguridad que la empresa organizadora de la macrofiesta de Halloween en el Madrid Arena contrató para este evento estaba integrado por 38 vigilantes de seguridad pertenecientes a la empresa Seguriber. El Ayuntamiento de Madrid explicó ayer que se vendieron 9.650 entradas de las 10.600 disponibles.

Normas

Madrid Arena, según figura en las normas básicas municipales de actuación en grandes espectáculos públicos, puede albergar espectáculos de hasta 12.000 espectadores. Según ha explicado Seguriber, sus empleados sólo tenían encomendada la vigilancia exterior. De la interior se encargaba otra empresa auxiliar que, según la investigación, no está registrada como de seguridad.

Las dos jóvenes ingresadas por la avalancha producida no han presentado mejorías en su evolución clínica y se encuentran estables dentro de la máxima gravedad. La más grave es la chica de 17 años hospitalizada en el 12 de Octubre. Se la mantiene con vida gracias a una máquina de respiración artificial. Presenta un cerebro inflamado y el pecho torsionado debido al aplastamiento. La otra joven herida que se encuentra ingresada en la UVI de la Fundación Jiménez Díaz está estable «dentro de una máxima gravedad». La herida, María Teresa A.V., madrileña de 20 años, está grave pero su vida no corre peligro. Presenta aplastamiento torácico y sufrió falta de oxígeno en el cerebro (anoxia), por lo que muy posiblemente tendrá importantes secuelas en el futuro.

Noticias relacionadas

Nunca más

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha anunciado que el Ayuntamiento no alquilará «nunca más» ninguna instalación municipal o edificio del Consistorio para albergar macrofiestas como la de Halloween del pasado miércoles.