Previous Next
37

Cinco turistas británicos resultaron heridos en la madrugada de ayer tras ser arrollados por un todoterreno en la atestada calle de Punta Ballena, en Magaluf. El vehículo, que circulaba a gran velocidad, se dio a la fuga y el conductor podría ser detenido en las próximas horas.

Sobre las tres de la madrugada cerca de 1.000 jóvenes, la mayoría británicos, se concentraba en Punta Ballena. Empezaba julio y la afluencia era masiva. De repente, un todoterreno de la marca Land Rover, de color negro u oscuro, entró en la vía, pero tuvo que detenerse porque numerosos turistas deambulaban sobre el asfalto. Parece ser que algunos de los jóvenes, en estado de embriaguez, comenzó a aporrear la carrocería del vehículo, lo que provocó una reacción inesperada del conductor.

De improviso, aceleró y se llevó por delante a cinco muchachos, de edades comprendidas entre los 23 y 24 años, que salieron despedidos varios metros. Los otros peatones se apartaron corriendo del camino del todoterreno, que ganó velocidad y huyó temerariamente de Punta Ballena.

Los segundos siguientes fueron caóticos y los equipos de emergencia recibieron multitud de llamadas alertando del atropello del grupo. Tres ambulancias del 061, dotaciones de la Policía Local y Guardia Civil se desplazaron hasta esa calle y atendieron a los heridos. Tres de ellos fueron evacuados a la clínica Rotger y el cuarto, que estaba más grave, al hospital de Son Espases. El último no quiso ser atendido en un hospital.

Los investigadores tomaron declaración a varios testigos y averiguaron la matrícula y las características del vehículo. También revisaron algunas cámaras de seguridad para conocer más detalles de lo ocurrido y aclarar en qué dirección había escapado el Land Rover. Fuentes de la investigación indicaron que la detención del conductor está próxima.