3

Un hombre de 34 años asumió ayer una condena de 18 meses por el intento de atraco de una panadería de Palma que fue frustrado por el dueño del establecimiento. El acusado confesó que el 17 de febrero de este año en torno a las siete y media de la mañana entró en una panadería de la plaza Rutlo de Palma. Se cubrió el rostro con una braga. Dentro amenazó a la propietaria con un destornillador, la agarró del cuello y le puso la herramienta en el cuello a la vez que le exigía que le entregara el dinero que había en la caja. La mujer llamó a su pareja que estaba en el obrador. El hombre salió y se enfrentó al asaltante.

Tras un forcejeo entre los dos, en el que se rompió el cristal de la puerta de la panadería, el acusado huyó sin llegar a llevarse nada del interior del establecimiento.

El acusado aceptó ayer una condena de un año y medio de prisión, después de que la Fiscalía, por su parte aceptar que actuó a causa de su adicción a la droga. Acumula ya varios antecedentes por robo con violencia.