Numerosos turistas se acercan hasta los restos de la embarcación varada en la playa para hacerse fotografías. | Michel's

8

Pasan los días y los meses y sobre la arena del Port d'Andratx siguen varados los restos de algunas embarcaciones destrozadas por el efecto de los diferentes temporales.

Como consecuencia de las últimas inclemencias meteorológicas adversas que castigaron con dureza el puerto andritxol, aun es posible contemplar una embarcación de unos 20 metros de eslora que se encuentra destrozada y saqueada sobre la arena de la playa.

Algunos residentes y vecinos no dudan en catalogar la zona como un cementerio de barcos. «El último temporal provocó daños en tres barcos. El primero se hundió delante del club de Vela. El segundo, colisionó contra las rocas, pero el dueño que tenía mucho dinero rápidamente se lo llevó. El tercero, aun lo tenemos aquí. Los turistas que vienen se hacen fotos y algunos se marchan convencidos de que se trata de una atracción turística», concluyen.

El problema para la retirada de las embarcaciones accidentadas es el alto coste de su retirada. Para ello es necesario contratar un servicio de grúa específico y posterior otro de transporte.

Mientras tanto, el cementerio de barcos sigue adquiriendo nuevas incorporaciones y perjudicando gravemente la imagen de una de las principales zonas turísticas de la Isla.

Concretamente la embarcación de 20 metros de eslora varada en la playa su propietario es un inglés que nada más producirse el incidente acudió al lugar y retiró los objetos de valor. Por el momento no hay fecha prevista de retirada.