Pudo acabar en tragedia, pero el destino quiso que una vivienda situada en la plaza Verge Miracolosa, de Son Roqueta, en Palma, estuviese desocupada en el momento que un devastador incendio arrasara con la misma.

El fuego se inicio, por causas que se desconocen, pero que están siendo investigadas, sobre las 2.50 horas de la madrugada de ayer. En ese instante, se vivieron momentos de gran tensión. Numerosas llamadas al teléfono único de emergencias 112 alertaron de que una vivienda estaba en llamas y que podía haber personas atrapadas.

Actuación

Rápidamente, numerosas dotaciones de la Policía Local, Cuerpo Nacional de Policía, Bombers de Palma, una ambulancia medicalizada del SAMU-061 y personal de la Direcció General d'Emergències acudieron al lugar del suceso. En ese momento, agentes de la Unidad de Intervención Inmediata (UII) de la Policía Local de Palma reventaron la puerta de acceso con una gran maza y pudieron comprobar que en el interior de la vivienda no había nadie. Los vecinos insistían nuevamente a los equipos de emergencia de que el inmueble está habitado y que es normal ver entrar y salir trabajadores.

En cuestión de minutos, dos dotaciones completas de los Bombers de Palma compuestas por nueve efectivos, un camión autobomba y otro autoescalera consiguieron sofocar las llamas y acceder al interior.

El devastador incendio había provocado que el tejado y el techo del primer piso se derrumbaran provocando importantes daños en la estructura de la vivienda. Se trata de un inmueble compuesto por una planta baja de unos 20 metros cuadrados y de un primer piso de la misma dimensión. En su interior, afortunadamente no había personas, pero sí una gran cantidad de herramientas. Numerosos vecinos salieron a la calle para ver el incendio.