El tío materno de los menores desaparecidos en Córdoba, Estanislao Ortiz. | Europa Press

10

Estanislao Ortiz, tío materno de los dos niños desaparecidos el pasado 8 de octubre en Córdoba, ha querido agradecer la colaboración y el interés que está demostrando la ciudadanía y la Policía la búsqueda de los menores y ha expresado su confianza en que «este susto acabe cuanto antes».

En una rueda de prensa multitudinaria en la capital onubense, donde habitualmente residen los niños, Ortiz, visiblemente emocionado, ha asegurado que sobre la investigación no puede decir «nada nuevo en absoluto», de ahí que el mensaje que se viene lanzando día tras día por parte de la familia materna «sea el mismo», el de que su «única esperanza» es encontrar a los niños.

El tío materno ha querido dar las gracias a todos los ciudadanos que están colaborando con la causa y a los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en cuya profesionalidad confían «plenamente» y ha hecho un llamamiento a todas aquellas personas que puedan aportar cualquier pista sobre el paradero de los niños, pues «no se trata de otra cosa que no sea de encontrarlos».

Sobre el estado de ánimo de la familia, ha sido rotundo: «Todas las personas que tengan hijos o sobrinos se pueden hacer una idea de la situación por la que está pasando la familia».

Noticias relacionadas

«Cada día que pasa y son tres semanas las que van a hacer, no pienso más que en los niños, en la idea de que cuando se acuestan por las noches dónde está su mami para darle un beso como siempre hacía», ha subrayado.

La hipótesis que aún tiene más fuerza en el entorno familiar es que alguien pueda tener retenidos a los niños y a esta persona Ortiz ha mandando un mensaje: «Nunca hemos querido saber nada de problemáticas de los adultos, queremos que los deje en algún sitio seguro, sanos y salvos, y que cuanto antes pase todo este susto y la que llevamos encima».

Investigación

Ha querido mantenerse al margen de asuntos relacionados con la investigación o con el proceso judicial abierto en torno al padre de los niños, José Bretón, actualmente en prisión, pues la «única esperanza» de la familia es que «los niños aparezcan, lo demás vendrá después; el que esté en prisión no nos devuelve a los niños y seguimos a la espera de cualquier pista o información que nos lleve a ellos».

Ortiz ha vuelto a mostrar la fotos de sus sobrinos para que, con el paso de los días, «no vaya pasando desapercibida» y ha explicado que el contacto que tienen con la familia paterna es, a través de las instituciones legales y la Policía, si bien sabe que «lo tienen que están pasando igual que nosotros».

Por su parte, la portavoz de la familia materna, Esther Chaves, que ha acompañado en todo momento a Ortiz en su comparecencia ante los medios, al que no ha soltado ni un instante de la mano, ha aclarado que la familia no va a entrar en valoraciones personales sobre el asunto, «cuando los niños aparezcan se hará lo que se tenga que hacer a nivel legal y jurídico».