15

La Fiscalía pide una condena de cinco años de cárcel para un abogado colegiado en Palma por quedarse con una fianza que tenía que entregar y provocar así que un cliente suyo ingresara en prisión.

El letrado, según el ministerio público se apropió de más de 9.000 euros que la madre de uno de sus clientes le había entregado. Por estos hechos podría ser condenado por delitos de deslealtad profesional y de apropiación indebida. Los hechos comenzaron en el año 2005 cuando un hombre contrató los servicios del letrado después de ser detenido por allanamiento de morada y lesiones.

Fianzas

Durante la instrucción, el juez impuso una fianza civil de 6.000 euros al acusado para garantizar el pago de los daños producidos en la causa. La madre del cliente dio esa cantidad al letrado. El dinero nunca llegó a la cuenta del juzgado y el imputado fue declarado insolvente. Dos años después, el caso llegó a juicio. El cliente fue condenado a una pena de cárcel que podría haber sido suspendida (un año y diez meses) y al pago de 1.800 euros de multa y la misma cantidad como responsabilidad civil. La madre del acusado volvió a dar dinero al letrado para que pagara ambas cantidades. Estos 3.600 euros tampoco llegaron nunca a los juzgados. Las consecuencias fueron más dramáticas para el cliente. Como pagó ni la multa ni la parte civil no se le suspendió la condena. A ese año y diez meses de cárcel sumó otros 150 días por los impagos de la multa.