Los agentes de la comisaría de Manacor se desplegaron por Cales de Mallorca en busca del sospechoso. | UH-MANACOR

16

Un menor de 17 años de edad ha ingresado en un centro especial después de que intentara cortar el cuello con una botella rota a un joven en Manacor.

De acuerdo con los datos facilitados ayer por la Jefatura Superior de Policía, la brutal agresión se produjo en la madrugada del sábado, cuando la sala de operaciones del 091 fue informada de una reyerta en un conocido pub de Cales de Mallorca.

En ese primer aviso, se alertaba de que había una persona herida de gravedad, que sangraba por el cuello y varias patrullas acudieron hasta esa dirección.

Agresión

La víctima, en efecto, se encontraba cerca del establecimiento, con un corte inciso en el cuello, y estaba siendo atendido por varias personas. Los agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana lo identificaron y confirmaron que tenía 21 años de edad.

El personal de una ambulancia estabilizó sus lesiones y lo evacuó hasta un centro hospitalario. El CNP de la comisaría de Manacor se hizo cargo de las investigaciones y la Policía Judicial averiguó que la pelea se había iniciado en el interior del establecimiento nocturno. El menor y el joven se enfrentaron y el personal del local los sacó a la calle, para que no se pelearan allí.

Una vez en la calle, de acuerdo con la declaración de algunos testigos y de la víctima, el menor fracturó una botella contra una farola y se dirigió hacia su contendiente, que le había dado la espalda. A continuación, esgrimió el gollete de la botella, le sujetó el cuello y le cortó a esa altura. La herida incisa le afectó a los músculos del cuello, pero no llegó a seccionar ningún vaso importante.