Un niño de tres años y su tía, de 28, caen desde un segundo piso en Eivissa

| Eivissa |

Valorar:
preload
El bebé y su tía se precipitaron por el patio de luces del edificio de la imagen.

El bebé y su tía se precipitaron por el patio de luces del edificio de la imagen.

18-07-2010 | Marco Torres

Un niño de tres años se precipitó ayer a las cuatro y media de la tarde por una ventana que da a un patio de luces en un segundo piso del número 28 de ses Figueretes y, poco después, con ánimo de bajar para ayudar, la prima de su madre, tía segunda del bebé, que reside en la quinta planta, bajó al piso donde se produjo el suceso e intentó descender hasta donde estaba el pequeño, pero también se cayó.

El niño, que se golpeó en la cabeza, fue trasladado por la UVI móvil del 061 a Can Misses, en Eivissa, y de allí fue derivado al hospital palmesanode Son Dureta. Su tía segunda sufrió una rotura de tobillo, un golpe en la cara y una lesión en el cuello. Fue trasladada a Can Misses. El Ib-Salut calificó el estado de ambos como grave.

El relato de lo ocurrido es la versión de la tía del pequeño, de nacionalidad venezolana, que unas tres horas después del suceso lo explicó a este diario en la casa donde ocurrieron los hechos.

Durmiendo

En el domicilio estaban ella, la abuela del pequeño y una niña de unos seis años. El pequeño, nacido en Eivissa, estaba durmiendo en la habitación que da al patio de luces, con la ventana abierta. La madre estaba trabajando y, mientras el niño dormía, la abuela también se fue a trabajar.

El niño se despertó y cayó por la ventana. Al darse cuenta de lo que había pasado, la tía del niño pidió ayuda. No había nadie en el piso inferior, por lo que no se podía entrar al patio de luces más que descendiendo por la ventana desde la que se produjo el accidente.

El primero en bajar por la ventana y llegar hasta el pequeño fue un hombre de nacionalidad marroquí. Después, al darse cuenta de lo que pasaba, la tía del niño bajó desde su domicilio hasta el segundo piso, e intentó bajar por la ventana. No logró hacerlo con la suficiente seguridad y también se precipitó por el patio de luces. Después llegaron los equipos de rescate y trasladaron a los heridos al hospital.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

anonimo guay
Hace más de 9 años

Ya le vale a la tía no había otra manera mejor para auxiliar al menor ya lo dice el refran las desgracias nunca vienen solas suelen venir acompañadas por mas desgracias

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1