1

Las intensas lluvias caídas en los últimos días no dan tregua a los servicios de emergencia. En la tarde de ayer, en la carretera que une Puigpunyent y Esporles, en la mitad del trayecto aproximadamente, y al paso de un camión pesado, el asfalto cedió y provocó que el vehículo quedase parcialmente hundido en el lateral de la vía.
Rápidamente acudieron hasta el lugar de los hechos varias patrullas de la Guardia Civil, Bombers de Palma y servicios sanitarios. Afortunadamente no hubo que lamentar daños personales.
Por otra parte, las lluvias también provocaron incidentes importantes en la zona norte de Mallorca, concretamente en el término municipal de Alcúdia, aún ayer, había calles cortadas como consecuencia de la gran acumulación de agua. En Palma, las barriadas de Sant Jordi y Es Molinar tratan, a duras penas, de recuperarse de los efectos de la tormenta. Campos anegados, sótanos inundados y numerosos vecinos afectados.