0

La jornada de ayer resultó especialmente accidentada en diferentes puntos de Mallorca a consecuencia de la lluvia.
El siniestro más importante se registró en la carretera de Sóller, a la altura del cruce de Palmanyola, en el término municipal de Bunyola. Por causas que se desconocen, pero que están siendo investigadas, dos turismos colisionaron frontalmente dejando un balance de dos heridos graves. Se trata de una mujer, de unos 38 años de edad y de su hijo, de tan solo nueve años. Ambos fueron trasladados hasta un centro hospitalario aquejados de traumatismos en diferentes zonas del cuerpo y policontusiones. El estado de ambos heridos era reservado, pero no se teme por su vida. El citado accidente se produjo sobre las 15 horas.
Casi simultáneamente, a unos 500 metros del lugar del siniestro, se producía una colisión múltiple. En esta ocasión hasta un total de cinco coches se vieron implicados directamente en la misma.
En ambos casos, los equipos de emergencia desplazaron hasta el lugar de los hechos numerosas dotaciones. Varias ambulancias medicalizadas del SAMIB, SSG, Policía Local de Bunyola y agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se hicieron cargo de los heridos y de las diligencias de los pertinentes atestados.
Por otra parte, debido a la intensa lluvia caída durante todo el día, también se produjeron numerosas colisiones en diferentes puntos de la Isla. Los más destacados se produjeron en Palma. Se da la circunstancia que, además de la rotura de una tubería, coincidieron dos accidentes en la zona lo que provocó que las retenciones fuesen mayores.