El faro del Port d'Andratx sufrió graves daños.

0
G.PICÓ-C. AGUSTÍN «Si no se trata de un accidente grave o un incendio no soliciten la presencia urgente de los bomberos, apunten la incidencia y una vez que terminen un servicio irán a otro, porque están desbordados». El vendaval que se registró durante toda la jornada de ayer en Mallorca, con rachas de viento que alcanzaron los 153 kilómetros por hora en Alfàbia y 122 en sa Pobla, provocó numerosos incidentes en la mayoría de municipios, tales como caídas de árboles, vallas, carteles, persianas, muros, trozos de cornisas y antenas o barcos arrastrados contra las rocas por el oleaje.

Saturadas
Las centralitas de los servicios de emergencia recibieron un goteo incesante de llamadas. Por ejemplo, el 112, hasta ayer al mediodía, había recibido 1.740 llamadas referentes a 269 incidentes. A última hora de la tarde-noche las llamadas ascendían a 3.303, correspondientes a 421 incidentes en Balears, la mayoría en Mallorca.

Los bomberos, tanto de Palma como del Consell de Mallorca, quedaron colapsados y realizaron intervenciones de forma continuada, casi por orden de llamada, priorizando únicamente los accidentes graves o los incendios.

Palma fue el municipio que registró un mayor número de incidencias. Los operarios del Ajuntament, Policía Local y Bombers, entre otros, llevaron a cabo cerca de 200 actuaciones. Cabe señalar que en el Passeig Sagrera cayeron seis palmeras, lo que obligó a acornonarlo. Durante la madrugada, dos operarios resultaron heridos leves a causa de la caída de una de estas palmeras mientras trabajaban en la zona. También resultó herido un motorista al sufrir una caída a causa del viento y un hombre de 60 años al caer desde una altura de seis metros en Son Castelló, según informó el 112.

En Andratx, una parte importante del muelle del faro exterior del puerto quedó destrozada a causa del fuerte oleaje y cinco embarcaciones sufrieron graves daños. Las piedras caídas también giraron uno de los pantalanes flotantes. El director general de Ports de Balears, el conseller de Medi Ambient y el alcalde de Andratx, visitaron los destrozos ayer tarde. El alcalde se mostró preocupado porque «la parte que ha quedado destrozada es el abrigo del puerto y tememos que si sigue el temporal haya más daños dentro del puerto».

Otros municipios con el mayor número de incidencias fueron Manacor (23), Marratxí (13), Llucmajor (11), Alcúdia (10) y Calvià y Felanitx ( ambos con 9).

El temporal de viento provocó interrupciones en el suministro eléctrico y 4.500 usuarios se vieron afectados. Según Gesa, las averías no duraron más de cuatro horas y se registraron en pueblos y localidades de la Serra de Tramuntana y el Pla de Mallorca.

Los servicios de emergencia seguían en alerta hasta las 06.00 horas de esta mañana, cuando se daba por finalizada la alerta amarilla, ya que se preveían vientos de hasta 80 kilómetros por hora en Mallorca y Menorca.