0

El pasado viernes, el Castell de Bellver acogió la gala de los Premis Ciutat de Palma. Una fría noche de Sant Sebastià viró en una velada estrellada de primavera, y el Teatro Principal cedió el protagonismo al patio de armas del castillo.

El papel de la mujer se adueñó de la velada. En el transcurso de la noche se presentó su papel a lo largo de la historia y su protagonismo en los distintos ámbitos de la sociedad. Se proyectaron diversos videos que mostraban figuras femeninas históricas, pioneras en su función social y cultural.

Y llegaron las novedades. El regidor de Cultura, Antoni Noguera , siguiendo el discurso feminista, propuso novedades para un futuro próximo. Cuatro nombres de mujeres darían título a los galardones de Investigació , Gastronomia , Arts Escèniques y Audiovisuals . Las respectivas propuestas fueron Montserrat Casas , Caty Juan de Corral , Margaluz y María Forteza .

Pero si me lo permiten, sin ánimo de polémica, no coincido con todos ellos. Para mí, la actriz más representativa de nuestras artes escénicas ha sido, sin lugar a duda, Cristina Valls , conocida como la gran dama del teatro mallorquín. Desde su niñez, comenzó a actuar en teatro de aficionados hasta llegar a adquirir su popularidad al frente de la Compañía Artis. Marcó la senda que siguieron muchos otros actores y actrices mallorquines. En tiempos difíciles, junto a sus hermanos Juanito y Catina , contribuyó a mantener el uso de la lengua catalana sobre los escenarios mallorquines. Homenajeada tanto en Catalunya como en nuestras Islas, entre otras recibió la Medalla de Plata de la Ciutat de Mallorca. Razones de sobra para que el galardón de las artes escénicas llevara su nombre.