Los Reyes junto a sus hijas este miércoles en Palma. | Julián Aguirre

11

Los reyes Felipe VI y Letizia han recorrido junto a sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, el centro de Palma la mañana de este miércoles. Un paseo por las calles más céntricas de la capital que ha levantado una gran expectación y en el que los monarcas han saludado amablemente a todas las personas que se les han acercado. Para la ocasión los cuatro han escogido estilismos en los que ha primado la comodidad para poder caminar por Jaume II, Can Forteza Rey y la Plaza Mayor.

Letizia ha vuelto a apostar en esta jornada por una prenda corta, tras su comentado estilismo en la 'cena de chicas' del domingo en el restaurante Beatnik Palma del hotel Puro. Para hacer frente a las altas temperaturas ha optado por un short 'mil rayas' en azul y blanco con cinturón integrado, que dejaba a la vista sus bronceadas piernas, y que ha combinado con una blusa blanca de manga larga arremangada. Como complementos de su outfit, un amplio bolso con tela de llengües, también en blanco y azul, y unas grandes gafas de sol negras.

Noticias relacionadas

La sorpresa ha venido de la mano de la princesa Leonor, que ha rescatado de su armario una prenda que ya lució el pasado verano en Mallorca. La joven ha apostado de nuevo por un vestido cruzado de flores en tonos rojizos que ya vistió en su cena familiar en el restaurante Ola de Mar, en el Portitxol, en 2021. La infanta Sofía también ha optado por un vestido corto y con manga, en su caso en tonos verdes y blancos con flores de estilo más tropical. El rey Felipe VI, por su parte, ha escogido unas bermudas en beis, un tipo de pantalón que no suele lucir en su día a día y que destina únicamente a sus salidas a bordo del Aifos.

Leonor ya lució este vestido en una cena familiar en 2021.

En los pies, Letizia, Leonor y Sofía han calzado alpargatas para poder recorrer las calles de Palma. Mientras que las hermanas han elegido modelos con cuña anudados en el tobillo, su madre se ha decantado por un calzado más básico de corte clásico en color blanco y totalmente plano. El Rey, por su parte, ha caminado con unos cómodos zapatos en beis con suela de goma. En esta ocasión la Familia Real no ha estado acompañada por la reina Sofía, que sí ha estado presente en las últimas apariciones públicas dónde ha mostrado una gran complicidad con su nuera.