1

Nació en Madrid, pero se crió en Mallorca. David Méndez, a sus 23 años de edad, jefe de cocina de La Fortaleza-Hotel Cap Rocat, se proclamó ganador de Oleotapa 2022, con su cocarroi gelat de la pasta i Oli de Mallorca. Las cocinas de la Escola d’Hoteleria de les Illes Balears, en el edificio Arxiduc Lluís Salvador, acogieron este lunes por la tarde la octava edición del concurso organizado por DO Oli de Mallorca en colaboración con el Mercat de l’Olivar.

Siete finalistas elaboraron sus tapas en 30 minutos, con la única condición de que el Oli de Mallorca fuese ingrediente esencial. El segundo premio fue para Ricardo Rossi, chef del restaurante del Hotel Valldemossa, con Sincretismo de AOVE y pisco. «Juego con la mezcla de culturas gastronómicas del Mediterráneo y Chile, mi tierra natal». El tercer premio fue para Gilda de llobarro, de Edgar Rodríguez, chef del restaurante Can Simoneta. «Mi pasión por la cocina surge desde niño, junto a los fogones de mi madre y mi abuela. Tras estudiar cocina en Son Servera me he formado junto a mi jefe David Moreno, con quien hace dos semanas quedamos terceros en el concurso Gamba Roja de Denia».

Sabor y tradición

El jurado, integrado por el chef Igor Rodríguez; el presidente de DO Oli Mallorca, Joan Mayol; la directora de la Escola d’Hoteleria de les Illes Balears, María Tugores; el presidente de comerciantes del Mercat de l’Olivar, Jaume Aguiló; y representantes de medios de comunicación, valoró, además del sabor y presentación de las tapas, el orden y la limpieza en cocinas, trabajo supervisado por el profesor de cocina Sebastià Esteva y el jefe de cocina, José María Calonge.

Oleotapa
Imagen de los siete finalistas tras la presentación de sus tapas.

El ganador de Oleotapa 2022, David Méndez, estudió cocina en el IES Juníper Serra. «Es el primer concurso de cocina al que me presento y ganarlo me supone adrenalina y ganas de presentarme a más eventos ya que ello aporta mayor visibilidad y un nombre». David confiesa que «mi pasión por la cocina surge gracias a mi abuelo, quien es pescador en Melilla, y cuando veraneaba con él se me despertó el interés. De hecho el producto que más me gusta trabajar es el pescado». En un futuro le gustaría abrir su propio restaurante. Confiesa que entre los chef a los que admira se encuentra, «mi jefe, Victor García, y Martín Berasategui».

En cuanto al aceite de oliva de la Isla, afirma que «para mí el Oli de Mallorca es uno de los muchos tesoros que tenemos». El primer premio está dotado con un pase de congresista en Madrid Fusión 2023, una gran selección de Oli de Mallorca y 200 euros en productos del Mercat de l’Olivar. El segundo y tercer premio, además de una selección de Oli de Mallorca, incluye un vale de 100 euros en productos del Mercat de l’Olivar. Joan Mayol, presidente de DO Oli de Mallorca, destacó que «ha sido muy difícil para el jurado decidir quién era el ganador, entre las excelentes tapas elaboradas por los finalistas».