La iniciativa tenía como objetivo agradecer el apoyo de los clientes durante este año de pandemia. | M. À. Cañellas

2

Agradecer a la clientela el apoyo que han recibido durante todo este casi año y medio tan complicado. Éste era el objetivo del Bar Bosch, ubicado en la Plaça Rei Joan Carles I, que decidió regalar este miércoles todos los cafés que los clientes pidieron durante toda la mañana, entre las 8:00 y las 13:00 horas. «Al principio estábamos un poco preocupados por si se nos iba de las manos, pero ha estado todo muy controlado y los clientes han venido de forma escalonada», explica el gerente del bar, Juan José Calzada.

El café con leche fue el producto más demandado, seguido por el cortado y el café solo. «Muchas personas ya sabían de esta iniciativa, pero otras se han sorprendido. Lo que sí han hecho todos ha sido agradecernos esta idea y nosotros estamos igualmente reconocidos por la respuesta que ha tenido nuestra clientela durante esta época tan complicada», explicaba Calzada.

En esas cinco horas sirvieron entre 800 y 1.000 cafés. «Al ser gratis la bebida hemos notado un aumento en la venta de bollería, pero también hay muchos clientes que es lo que desayunan cada día».

Los ciudadanos podían elegir entre consumir el café en el interior del local, en la terraza o llevárselo mientras se dirigían a su lugar de trabajo.

El Bar Bosch fue uno de los locales que más pronto apostó por ofrecer el servicio tanto de recogida en el local como el de entrega a domicilio y desde el primer momento contó con el respaldo de su clientela.