La figura del 'Avantage' se recorta en medio de la bahía de Palma. | Jaume Morey

5

La bahía de Palma vuelve a recibir visitas de superyates. En esta ocasión se trata del ultramoderno Avantage, construido en 2020 por la prestigiosa firma alemana Lurssen.

Procedente de Gibraltar, el lujoso buque privado de 87 metros de eslora destaca frente al Portitxol por su estilizada y moderna línea creciente en el centro, donde suma cinco cubiertas de altura. Ha sido diseñado por la firma Bannenberg& Rowell y, entre otras instalaciones, destaca a popa un ‘beach club’ con plataforma de baño, jacuzzi y un acceso para deportes náuticos.

Con motivo de su temporada inaugural, realizó el pasado mes de octubre una primera visita a Mallorca, haciendo escala en Port Adriano. Su presencia coincide ahora en Palma con otros dos superyates, como son el Pacific, de 86 metros, que se encuentra en mantenimiento, y el Yasmine of the Sea, de 80 metros y con base en el Club de Mar.