La zona exterior, con un diseño muy ‘sixtie’, alberga una terraza con mesas, un pequeño escenario y la piscina. | T. Ayuga

0

La Concha Soul es un pequeño hotel boutique de Peguera con carácter propio. En su interior la música se palpa, se respira, inunda el ambiente. Aquí, los amantes del soul y sus sonidos periféricos encontrarán la horma de su zapato. Con su rostro pétreo, como forjado en el monte Rushmore, Óscar Sancho dirige este establecimiento que cuenta con habitaciones tematizadas, que rinden culto a reconocidos artistas. De Marvin Gaye a Diana Ross; de Desmond Dekker a Tommy Hunt.

Además de brindar a sus huéspedes un alojamiento lleno de historia, el hotel le guiña el ojo a la cultura modernista británica. De sus paredes penden retratos de Michael Caine, The Who y otros referentes ineludibles de los 60, una suerte de iconografía que confiere a sus estancias un cierto aire bohemio. Y es que lo moderno y lo antiguo conviven en cada rincón de La Concha Soul. Aquí podemos desayunar con la voz de Etta James; bracear en la piscina escuchando rocksteady; o ver caer el día –cóctel en mano– al son de Sam Cooke. «Mantener viva la llama de la cultura y la música soul en Peguera» es el leitmotiv que impulsa a este emprendedor zaragozano, que lleva varios años en la Isla defendiendo sus proyectos.

palma hotel la concha soul foto Miquel A Cañellas canellas
Imagen de la habitación tributo a Ken Boothe, un reconocido artista de ska.

Ni la pandemia ha podido con el hotel, «estamos abiertos todo el año»; aunque han tenido que reinventarse, «hemos capeado el invierno trabajando el modelo de larga estancia coliving». En cuanto al verano, se presenta «con mucha incertidumbre», reconoce.

Diferencial

Más allá de su diseño, el factor diferenciador del hotel «es su concepto musical y la experiencia que conlleva. En cada habitación hay un tocadiscos con un vinilo del artista que da nombre a la habitación; además de una programación musical continuada, y está el hecho de que hayan vivido artistas de la música soul y puedas interactuar con ellos. Está el ejemplo de Tommy Hunt, una leyenda del soul de los 60 y 70, que ha vivido en el hotel los últimos tres años compartiendo anécdotas. Conocer esas historias de primera mano hace que esto sea una experiencia brutal».

La música negra, pasión y negocio

Óscar Sancho ha transformado su pasión por la música negra en su medio de vida: «Vi que había un nicho de mercado en los hoteles con diferenciación musical, y dado que conozco ambas facetas, sentí que era una buena inversión. Además, creo que una marca así puede tener mucha repercusión a nivel internacional sobre todo en un destino como Mallorca».

palma hotel la concha soul foto Miquel A Cañellas canellas
Óscar Sancho, gerente del hotel boutique
La Concha Soul, en Peguera.