Bernat, durante un momento de la carrera a pie, poco antes de tener que abandonar. | MARIA ANTÒNIA GOST

0

Bernat X. Xamena llevaba unos días no sintiéndose del todo bien, incluso se sintió tan indispuesto que llegó a desmayarse entrenando hace unos días, aunque las pruebas que le realizaron no dieron con nada preocupante. Por ello no quiso aplazar su reto solidario a beneficio de Mallorca sense Fam, que le iba a llevar a nadar 10 kilómetros, recorrer 420 kilómetros en bicicleta y, para acabar, 85 kilómetros a pie. Cada una de estas distancias, como mínimo, doblan las de un ironman, que consta de 3,8 kilómetros a nado, 180 kilómetros en bici y una maratón (42,195 kilómetros). Por si fuera poco, Xamena esperaba cumplir este desafío en menos de 30 horas.

El porrerenc logró completar la prueba a nado, que comenzó a primera hora del sábado, a pesar de que el mar empeoró a partir del kilómetro siete. Inmediatamente después, cogió la bicicleta. La primera parte fue bien hasta que llegó a la Serra de Tramuntana, donde las fuerzas le empezaron a flojear. Cuando le faltaban unos 148 kilómetros de los 420, llegó a la ‘voltadora’ de Sineu. Xamena dio 445 vueltas a los 333 metros de diámetro de la pista. El terreno era mucho más favorable, pero cada 50 vueltas debía parar para tomar unos alimentos que cada vez le costaba más ingerir.

A las 4 de la mañana del domingo completó la prueba en bicicleta y al amanecer comenzó la primera de las dos maratones. «De piernas iba bien, de hecho hoy (por ayer) las tengo perfectas, pero en un momento dejé de correr, casi me desmayo y mi equipo se preocupó porque tenía la mirada perdida», comentaba el deportista.

Una ambulancia le trasladó a Son Llàtzer, donde lleva ingresado desde la mañana del domingo. «Estoy contento porque se ha conseguido una importante recaudación tanto de dinero como de alimentos, que era el objetivo que se buscaba. Por otra parte, me he quedado con un muy mal sabor de boca porque tenía mucha ilusión en haber llegado a Campos, donde estaban los padres de Tomeu Cifre (amigo y también triatleta fallecido en 2019)».

Desde que ingresó en el hospital, Xamena está siendo sometido a una serie de análisis y pruebas para determinar si sufrió ‘sólo’ una hipoglucemia o existe algún otro problema que requiera una mayor atención. En principio, continuará ingresado en observación hasta el jueves.

Un momento de la etapa en bicicleta y su salida del agua tras nadar 10 kilómetros.