Ángela Manzanera sostiene la Granjera, una pizza con berenjena y carne picada homenaje a La Granja.

Es uno de los bocados más codiciados. La pizza le gusta a casi todo el mundo y no entiende de clases sociales. Nacida de la necesidad en el Nápoles del XVIII, tres siglos después sigue siendo una solución maravillosa para alimentar de forma rápida y barata. Su preparación es sencilla, aunque, como dicen, ‘el diablo está en los detalles’. En Bessons Pizza lo saben, llevan más de dos décadas horneando las suyas, y «aunque no somos los mejores sí somos diferentes», desliza Virginia Verdera, propietaria de este emblemático local del Rafal palmesano que es noticia por una de sus pizzas: la Granjera. Una elaboración inspirada en la popular banda de pop mallorquina La Granja.

«Quería añadir a la carta una pizza tipo campesina, con carne, y entonces pensé que podría dedicársela a La Granja, un grupo del que siempre hemos sido muy fans», explica Virginia, quien no dudó en ponerse en contacto con Guillem Porcel, vocalista del conjunto. «Le envié un mensaje por Facebook explicándole nuestro propósito, y le pedimos que nos sugiriese algún ingrediente. Flipó un poco pero fue súper cercano, me dio una serie de propuestas, hicimos pruebas mezclando ingredientes y le enviaba las fotos». La pizza mezcla sobre una base «finita y crujiente» –en palabras de Porcel– mozzarella, berenjena, salsa boloñesa y mejorana. «Nos invitaron a probarla y la verdad es que está muy buena», zanja el músico.