Chadi Boulif Touzani, Chafik Boulif y Sakina Touzani.

27

Los musulmanes residentes en Baleares están llamados este martes a celebrar el Ramadán, el mes más importante y sagrado del calendario lunar islámico. Durante este periodo, y hasta el 13 de mayo –en que se festeja el Eid al-Fitr, que es el fin del mes sagrado– los creyentes afrontan un período de ayuno (de día) caracterizado también por cumplimientos y rituales. Muchas familias creyentes disfrutaron ayer del primer suhur, la última comida antes del amanecer. Se trata de la ingesta de alimentos en las primeras horas de la mañana, parecida al desayuno, y contraria al iftar, que es la comida con la que se romperá el ayuno tras la puesta de sol.

Durante los próximos 30 días de Ramadán, la prohibición de ingerir cualquier tipo de alimento y bebida en las horas de luz solo es uno de los requisitos a cumplir por los practicantes. Los musulmanes no podrán, además, fumar, ni mantener relaciones sexuales en las horas diurnas. En las rupturas del ayuno tras la puesta de sol (iftar), la comunidad celebra una gran cena y ceremonia para recuperar las fuerzas.

Situación sanitaria

Las asociaciones y entidades musulmanas de Mallorca reconocen que este será un mes sagrado «atípico» debido a la situación sanitaria por el coronavirus. La práctica de las oraciones, la reflexión y las lecturas del Corán son otra parte fundamental del Ramadán. Sin embargo, una de las preocupaciones de los musulmanes es que el toque de queda dificulte la primera y última oración en las mezquitas –los creyentes rezan cinco veces al día. Por ello enviaron un escrito al Govern solicitando la relajación del toque de queda para cumplir con el Ramadán, pero no han obtenido respuesta institucional.

Ante la expectación por cómo se desarrollará el Ramadán, el otro problema es que todavía no hay lugar previsto para celebrar el fin del mes del ayuno, el Eid al-Fitr, el día 13 de mayo y se desconoce si se podrán congregar en comunidad en el Germans Escalas o en Son Moix.

Algunos manjares durante el ‘suhur’.