Detrás de la barra / La lucha diaria del sector de la restauración ante las restricciones

Ca’n Joan de s’Aigo: «Los clientes son lo primero»

| Palma |

Valorar:

La lucha diaria del sector de la restauración ante las restricciones.

Julián Aguirre

Desde su apertura en el año 1700, la emblemática chocolatería Ca’n Joan de s’Aigo siempre ha contado con una fiel clientela. La empresa fue fundada a principios del siglo XVIII por Juan Martorell Pol, conocido por Joan de s’Aigo porque en invierno se dedicaba a reclutar hombres para que le acompañaran a la Serra a recoger nieve y guardarla en las llamadas cases de sa neu.

El negocio está regentado en la actualidad por la familia Vich Martorell. De sus tres locales de Palma mantiene abiertos dos, con pedidos para llevar: el del Carrer del Sindicat, 74 (abierto en 2018) y el del Carrer del Baró Santa Maria del Sepulcre, 5 (abierto en 1999). El histórico local de Carrer de Can Sanç permanece cerrado.

Las ensaimadas, cuartos, chocolate y helado de almendra son sus productos estrella a los que se les puede añadir un amplia variedad de bollería y cocas saladas elaboradas en su obrador con las recetas más tradicionales.

Ca’n Joan de s’Aigo ofrece todos sus productos para llevar de lunes a domingo, con un horario ininterrumpido de 8.30 a 20 horas. Su gerente, Pedro Massanet, asegura que «la respuesta de los clientes desde el primer momento del cierre decretado por el Govern es fantástica, por eso mantenemos abierto. Ellos son lo primero, porque el coste de abrir es superior a los ingresos». La empresa ha pasado de 48 empleados a 15 con la aplicación de un ERTE.

En el local de Baró de Santa Maria del Sepulcre, que destaca por su decoración barroca, se encuentra Emilio Núñez, un camarero muy conocido por la fiel clientela de Ca’n Joan de s’Aigo. «Muchos clientes me dicen que se alegran de que estemos abiertos y nos llaman para hacer reservas de pedidos para poder disfrutarlos en casa, en compañía de la familia».

Diferentes generaciones comparten el placer de disfrutar de los productos de Ca’n Joan de s’Aigo, que se adapta a los tiempos y circunstancias manteniendo sus tradicionales recetas, ahora para llevar a casa.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Pi
Hace un mes

A mi las ensaimadas nunca me han gustado, pero los helados son otro cantar, el de leche merengada ( doble por supuesto ) y un cuarto...ummm es un gustazo que una puede darse de vez en cuando si encuentra sitio. ¿Que digo yo que tan mal no está cuando casi nunca encuentras sitio no? . No es barato, pero no desentona con los precios de los locales cercanos, por que tampoco los alquileres allí son iguales a las panaderías de barrio en las que si he comido ensaimadas buenísimas. Pero como todo para gustos colores,.. yo seguiré buscando esos helados que si que son diferentes a los otros y me recuerdan a los que hacíamos en casa con la “bomba de gelat” por San Jaime, Santa Catalina, ...y siempre que hubiera una buena fiesta en verano.

Valoración:menosmas

@rafa
Hace un mes

En establiments tienes una panadería en la plaza..( aunque no merece la pena) y en el secar de la real hay otra. Éstos sí que tienen productos buenos. Can Joan....fama y poco más

Valoración:1menosmas

Vecino
Hace un mes

Los clientes son lo primero... Lógico. Como en todos los comercios. Dos veces he ido... No merece la pena hacer más de media hora de cola para después tener que comer/beber a toda pastilla porque tienes gente en la puerta resoplando y metiendo prisa. Clientela fiel desde 1700?

Valoración:1menosmas

Dimbladas
Hace un mes

La calidad es buena, los productos microscópicos, los precios por las nubes y su publicidad en catala da Cataluña (xuculata?) Totalmente prescindible

Valoración:-1menosmas

Ciudadano
Hace un mes

@Pepet de Cas Concos: Me gustaría poder invitarle a degustar el buen chocolate de la Granja Royal que había frente al Rialto. Soy de los pocos afortunados que aún puedo degustarlo.

Valoración:3menosmas

Juana
Hace un mes

No me gusta muy caro aunque muy bueno. Y agobiante en el de avenidas terminas y te presiona el camarero para que pagar y te vayas rápido que agobio. Te presiona algo más por aquí ? Uff no estamos hablando tranquilos. Presión no prisas deberían de tener un poco más de tacto con lis clientes . Y el precio por una empanada carísimo no lo siguiente .

Valoración:8menosmas

Rafa
Hace un mes

Una mala experiencia esta Navidad. Como en otras ocasiones hicimos un pedido de 27 piezas, entre enseimadas, cuartos i croissants. Nuestra sorpresa fue al abrir el pedido, no habían puesto los croissants..... Después de una larga espera para recoger el producto, no compensaba volver de Establiments .......... No se pudo contactar por teléfono al comunicar cada vez que se intentó.

Valoración:10menosmas

Pepet de Cas Concos
Hace un mes

Redeu donde estaba la Granja Royal delante el Rialto que se quiten todos los C'an Joan de S'Aigo de Palma y con un poco de suerte te encontrabas a Xesc Forteza o Margalux

Valoración:11menosmas

Elisa
Hace un mes

La verdad es que es un sitio muy bonito, pero siento decir que la calidad es muy buena pero, ahora mismo está difícil pagar los precios que hacen pagar, cremadillos, panadas, greixeres... 3,4,5 €, cada unidad... mínimo, yo misma fuí, con la ilusión de comprar algo para la merienda y no pude.. no podia pagar 5'90euros por un trozo de panada.

Valoración:11menosmas

Tovarich
Hace un mes

No diré que can Joan de s'Aigo sigui dolent, pq sería faltar a sa veritat i fer mal. Si, es bó, però: Sa relació qualitat -preu no és acorde amb sa quantitat, és a dir, trob car que cobrin 1'40€ per una ensaimada, recalentada, oliosa i que no es més gran que es plat petit de sa taça de xocolata, per exemple. I està clar que és una empresa que subsisteix pel nom i la coneguda que té. Així i tot, té el seu mèrit que a dia d'avui encara hi hagi llocs que facin ses coses de forma casolana

Valoración:9menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2