Llegan las Dracónidas, la primera lluvia de estrellas del otoño en el cielo de Mallorca

| Palma |

Valorar:
preload
Las Dracónidas serán visibles del 6 al 11 de octubre.

Las Dracónidas serán visibles del 6 al 11 de octubre.

Con la entrada del otoño el cielo se llena de estrellas. Del 6 al 11 de octubre llegan las Dracónidas, una lluvia de meteoros cuyo nombre proviene de la constelación de Draco.

Aunque su frecuencia es menor que la de las Perseidas, también pueden observarse a simple vista. Las Dracónidas provienen del cometa 21P/Giacobini-Zinner, este año se podrán divisar unos 20 meteoros por hora y su máximo de actividad será la madrugada del 7 al 8 de octubre.

Sin embargo, según apuntan los astrólogos este 2020 no será un buen año para ver la lluvia de estrellas. Según explican la Luna estará en cuarto menguante el día 10 y su brillo dificultará las observaciones gran parte de la noche. Las lluvias de estrellas se producen cuando la traza de partículas de polvo y rocas que dejan los cometas en su órbita alrededor del Sol entran en la atmósfera de la Tierra y se volatilizan produciendo un efecto luminoso: los meteoros.

Estos fenómenos se pueden prever con antelación, ya que todos los años la Tierra en su camino alrededor del Sol atraviesa la trayectoria de varios cometas; en este caso el cometa responsable de la lluvia de estrellas de las dracónidas es el 21P/Giacobini-Zinner.
Esta lluvia de meteoros también recibe el nombre de las giacobínidas (Michel Giacobini, astrónomo francés, fue el descubridor de su cometa).

El lugar de donde parecen salir las estrellas fugaces de denomina radiante y su localización se suele utilizar para nombrar la lluvia de meteoros; el radiante dracónidas se encuentra en la constelación de Draco o el Dragón, informa en su web el Instituto Geográfico Nacional.

Las dracónidas suelen ser una lluvia de meteoros modesta, generando unos 20 meteoros por hora, con una velocidad de 20 kilómetros por segundo. Pero durante los años 1933 y 1946 fueron visibles unas impresionantes exhibiciones, con una tasa de miles de meteoros por hora.

También en octubre de 2011, a pesar de que la Luna dificultaba la observación, fueron contabilizados más de 600 meteoros por hora, según las mismas fuentes. Después de las dracónidas vendrán las oriónidas, con un máximo en la noche del 21 al 22 de octubre, las leónidas, con mayor actividad para el 17 de noviembre, y tras estas, las gemínidas, con más meteoros alrededor del 14 de diciembre.

En todas, para su observación, hay que buscar un lugar que proporcione un cielo oscuro, con pocos obstáculos para la vista (como edificios, árboles o montañas), y no utilizar instrumentos ópticos.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.