Turismo en Mallorca poscoronavirus

De vuelta a Cabrera

| Cabrera |

Valorar:
preload
Stefano, Juanma, Carlos y Carmen a los pies del castillo. Vienen de Toledo y coincidieron en la excursión a Cabrera.

Stefano, Juanma, Carlos y Carmen a los pies del castillo. Vienen de Toledo y coincidieron en la excursión a Cabrera.

Pere Bergas

Desde el pasado 26 de junio las embarcaciones turísticas comenzaron a poner rumbo a Cabrera, un parque nacional que cada año atrae a miles de visitantes.

Distintas empresas se encargan de llevar a los veraneantes hasta la isla. El barco de Mar Cabrera, con capacidad para 50 pasajeros, partió desde la Colònia de Sant Jordi a las 9.30 de la mañana y tardó alrededor de 45 minutos en alcanzar el pequeño puerto de Cabrera. Cumpliendo con el protocolo sanitario, antes de subir a la embarcación se tomó la temperatura de los pasajeros, que debían llevar las mascarillas a lo largo de la travesía. Una vez en tierra, los visitantes disponen de cuatro horas para explorar el entorno.

De regreso a la Colònia de Sant Jordi, parada en sa Cova Blava, donde hubo tiempo para un baño.

Para muchos, dada su proximidad al puerto, la primera parada es el castillo de Cabrera, al que se accede con un breve paseo de unos 15 minutos. Este año, debido a la COVID-19, el interior de la fortaleza se encuentra cerrado al público. «Hacía 13 años que no veníamos, y me ha sorprendido que el castillo esté cerrado. Además se nota que hay menos gente», comentó Joan Sastre, que se encontraba junto a su familia y un grupo de amigos, «la experiencia es diferente pero sigue siendo igual de espectacular», concluyó. Joan Frau, que iba acompañado por sus hijos Lluís y Toni, decidió hacer la excursión rápida, de dos horas.

Turismo nacional

Este año destaca la presencia del turismo nacional. Samuel y Ainhoa vienen desde Sevilla: «Vine de pequeño con mis padres, aunque solo recordaba el castillo y la cueva. Es un sitio muy bonito», expresó Samuel. A Jose Mari, de Barcelona, le sorprendió «la buena conservación del parque nacional». Stefano, Juanma, Carlos y Carmen viven en Toledo y coincidieron en la salida a Cabrera: «Es un lugar precioso», comentó Carlos. Rosalía y Benjamín vienen de Granada y aseguran que siempre han apostado por el turismo nacional: «En España tenemos mucho por ver. Cuando conozcamos nuestro país ya saldremos fuera» afirmó Benjamín.

Este grupo de turistas franceses disfrutaron de Cabrera, y visitaban la isla por primera vez.

Entre los visitantes extranjeros destacan los alemanes e italianos, además del crecimiento del turismo francés que, según explica la tripulación de Mar Cabrera, está interesado en la historia de Cabrera como campo de concentración que fue para los soldados franceses hechos prisioneros tras la victoria española en la batalla de Bailén en 1808. Muchos visitan el monumento a los franceses, que conmemora este cruento episodio. «Conocimos el hecho histórico hace poco y nos llamó la atención. Aunque realmente hemos venido para conocer la isla», expresó Jean Paul, que venía desde Marsella con un grupo de amigos.

Playas vírgenes

Ahora bien, las grandes protagonistas de la excursión a Cabrera son sus playas vírgenes, entre las que destacan sa Platgeta, s´Espelmador o Es Burrí. Tras explorar la isla con tranquilidad, a las 14.15 las embarcaciones de Mar Cabrera ponen rumbo a sa Cova Blava, la última parada antes de volver a Mallorca. Sorprendidos por la claridad y el color del agua, muchos no dudan ni un segundo en lanzarse al agua y sumergirse en los colores azules que presenta este magnífico enclave. La excursión a Cabrera es un clásico que nunca defrauda.

CABRERA. EXCURSIONISMO. Vuelven las excursiones al Parque Nacional de Cabrera.
Una de las embarcaciones de la empresa Mar Cabrera.

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Lina
Hace un mes

Al llegra al archipiélago un equipo de guias ofrece una explicación de como moverse por el parque y la normativa del espacio protegido. También aclarar que Es Burrí no es una playa a la que se pueda acceder, sino una cala solo visitable por mar, desde un barco y sin tocar tierra.

Valoración:menosmas

hereu
Hace un mes

Gracias por la corrección, pero, por lo visto, hay que hacer una excursión para llegar a la sombra, al tiempo que amplio el mismo tema para Sa Dragonera.

Valoración:menosmas

Joe Negroponte
Hace un mes

@Hereu. Se ve que no has hecho la excursión de Ses Sitges. Pinar impresionante con sombra para aburrirse...

Valoración:1menosmas

curial
Hace un mes

Al existir un buen centro de interpretación en Cabrera, uno se pregunta sobre el edificio "talaiot" de la Colònia de Sant Jordi. El edificio me parece una buena idea para "esponjar" la trama urbana, pero habría que encontrarle una nueva función.

Valoración:menosmas

hereu
Hace un mes

Los prisioneros de Bailén formaron la primera remesa de prisioneros, pero siguieron muchas otras. La parte histórica y arqueológica de Cabrera me parece ejemplar, pero no comparto que se haya de conservar bajo forma de garriga, sin un poco de arbolado y sombra que vendrían muy bien, sobre todo para gente mayor y niños. Hace un siglo, por otra parte, había sembrados no sólo garriga.

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1