Pandemia de coronavirus

Recuperar la figura tras el confinamiento

| Palma |

Valorar:
preload
El equipo de Sanudiet está formado por Teresa Juanes, Teresa Bonnín y Paloma Martínez.

El equipo de Sanudiet está formado por Teresa Juanes, Teresa Bonnín y Paloma Martínez.

SANUDIET

Este año tan atípico, sumergidos en el confinamiento por la COVID-19, ha provocado varios escenarios. Por un lado se encuentran los que, por tener más tiempo libre, han aprovechado para ponerse en forma y recargar pilas. Otros en cambio han visto como el sofá y la repostería les han atrapado. Por lo que la temida operación bikini se hace más difícil que nunca. Y aunque todavía no se sepa con exactitud cuándo podremos lucir palmito en las playas, muchos se animan a recuperar ciertos hábitos alimentarios con el fin de recuperar la silueta.

El equipo de nutricionista de Sanudiet, compuesto por Teresa Bonnín, Teresa Juanes y Paloma Martínez explican que las bases para una alimentación variada, saludable y equilibrada se basan en priorizar siempre el producto fresco y de temporada, basándose en los pilares de la dieta mediterránea.

Proteínas
Son la parte estructural de la alimentación, por lo que son indispensables, aunque a veces son las primeras que se eliminan cuando uno quiere empezar a cuidarse. Las expertas recomiendan elegir proteína de origen animal magra, reduciendo el consumo de carnes rojas a una vez a la semana. También recomiendan aprovechar el desconfinamiento para aumentar el consumo de pescado fresco de temporada. Una buena opción también son las proteínas vegetales bajas en grasas saturadas, ricas en fibra, como por ejemplo el tofu, soja texturizada, proteína de guisante texturizado, legumbres, etc.

Hidratos de carbono
Son la fuente principal de energía del organismo. Aunque las células se alimenten básicamente de glucosa se debe apostar por las harinas integrales, cereales enteros (arroz, quinoa...) que aportan esa glucosa de manera asimilable. «Los cereales integrales aportan energía de manera prolongada, nos hacen sentir saciados durante más tiempo, evitando picoteos innecesarios. De manera general, se suele abusar de alimentos ricos en hidratos de carbono y es interesante ajustar la dosis en función de las necesidades de cada uno, así como incrementr la actividad física», explican las nutricionistas.

Fruta y verdura
Si durante nuestro confinamiento nos hemos olvidado de este grupo alimenticio, es el momento de recuperar y aumentar el consumo de fruta y vegetales que aportan fibra, vitaminas, antioxidantes y minerales necesarios para el desarrollo fisiológico de las funciones corporales e indispensables para reducir el daño oxidativo. Según puntualiza el equipo de Sanudiet, este es un buen momento para aprovechar la fruta de temporada más rica en agua, betacarotenos y antioxidantes que nos prepara para afrontar el verano, que ya está cerca, y de ampliar nuestro rango de consumo de verduras aprovechando la variedad que la primavera nos ofrece.

Las raciones importan
Según explican las nutriocionistas, el problema más frecuente de la gente que ha cogido peso no ha sido tanto el tipo de comida, ya que se ha cocinado más en general y se ha abusado menos de ultraprocesados. En cambio, la ansiedad causada por la nueva situación ha hecho que se haya picado más o no se hayan gestionado bien las cantidades.
En un plato equilibrado hay que priorizar las verduras frescas y de temporada, después hay que asegurarse de tener una porción de proteína, el equivalente al tamaño de la mano suele ajustarse bien a las necesidades individuales y, por último, añadir si fuera necesario, dependiendo de nuestra actividad física y objetivos, la parte de hidratos de carbono siempre intentado que sean de procedencia integral y no de harinas refinadas.

Deporte
Aunque es cierto que mucha gente ha aprovechado este confinamiento para empezar a practicar deporte, la tendencia general es que se ha sufrido una pérdida de masa muscular. Muchas veces tenemos la idea de que el ejercicio aeróbico es el más adecuado para mejorar nuestro estado físico y tendemos a descuidar los ejercicios de fuerza. Este tipo de ejercicios son imprescindibles para mantener una buena masa muscular y aumentar nuestro gasto calórico.

En definitiva, una buena alimentación adaptada al tipo de ejercicio y a la rutina ayudará a conseguir los objetivos y mantener unos hábitos saludables.

MENORCA. EPIDEMIAS. CORONAVIRUS. ESTADO DE ALARMA. La calle es nuestra.

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.