Pandemia de coronavirus

Crónica de la muerte anunciada de Iván, escrita por su madre

Palma |

Valorar:
preload
Myriam pasó las últimas noches al lado de su hijo, pendiente de él en todo momento.

Myriam pasó las últimas noches al lado de su hijo, pendiente de él en todo momento.

07-04-2020 MYRIAM CHAMORRO DE GAETANI

Iván Javier Vázquez murió de coronavirus el pasado 23 de marzo, en Son Espases. Medía 1,75, había cumplido 33 años y era discapacitado. «Tenía un retraso mental severo porque cuando nació no me hicieron la cesárea, lo cual le provocó una hipoxia perinatal o falta de oxígeno», nos explica su madre, Myriam Chamorro de Gaetani, argentina, de Córdoba, aunque residente en Palma y con familia en Manacor. «Caminaba, y lo hacía sin pañales, pero a la hora de hablar no se le entendía… Bueno, yo sí le entendía…». La voz de Myriam es débil y se le debilita más con la emoción, pero se la ve fuerte y serena: «Era un niño grande, pero su mente era la de un crío de tres años. Por eso me quedé en la clínica con él, ya que solo no podía estar».

Cuenta que algunos que conocen su historia la han criticado por ello, por quedarse a su lado. Pero ella se pregunta ella: «¿Qué podía hacer yo, si no eso, estar a su lado, estar pendiente de él en todo momento, vigilar que no se quitara las vías…?» Iván asistía a Mater Misericordia, donde, según su madre, se contagió de coronavirus.

Fue ingresado en Son Espases el lunes 16 de marzo, a las 4,30 de la madrugada. «Y me quedé con él, en la habitación 323, situada en la tercera planta, donde no dejan entrar a nadie. Pero nunca le pusieron en la UCI –matiza– ni tampoco un respirador. Desde el primer momento –sigue contándonos Myriam– hice un reportaje de fotos y vídeo, entre otras cosas para informar, a través de él, a la parte de la familia que vive en Argentina, a fin de que fueran tomando medidas, que no salieran de casa, ni tuvieran contacto con otras personas. Lo hice por eso y también para tener un recuerdo de mi hijo».

«No se puede hacer nada por él»

Nos entrega el reportaje gráfico y el vídeo. Son imágenes duras, sobre todo este último, pero reales. Es la crónica de una muerte anunciada, «y más cuando el miércoles, dos días después del ingreso, una doctora llegó a la habitación para decirme que ya no se podía hacer nada por él, ni llevarle a la UCI, ni ponerle respirador. Y allí nos quedamos los dos… Muy fuerte, ¿no?, que lo desahucien así, que te lo digan así…».

Pasaron los días, jueves, viernes, sábado, domingo y lunes, con ella siempre a su lado, sentada o tumbada a su lado, a veces grabando lo que pasaba en ese instante: «Bueno, son las seis de la mañana, hemos sobrevivido otra noche más –contaba en uno de los vídeos, tumbada al lado de Iván, mirándole con ternura–. Iván ha estado algo inquieto en algunos ratos, en otros ha dormido algo más…–. También, a lo largo de esos días, Myriam, que es cristiana evangélica, pedía a través de sus redes que oraran por su hijo, «y algunos días le cantaba en la habitación En mis angustias me ayuda el Señor, una canción –le decía a su hijo, cogiendo su mano y apretándola contra su pecho–, que me enseñó mi mamá para que la cantara cuando me sintiera mal por algo…».

Positivo sin pruebas

Y llegó el lunes e Iván dejó de sufrir, dejó de respirar. Sus ojos se cerraron… «Murió en mis brazos… fue una muerte dulce» –explica Myriam–. Cuando abandoné el hospital, me fui directamente a casa, y aquí sigo, haciendo la cuarentena, sin estar en contacto con nadie. Antes de salir, recuerdo que sin hacerme ninguna prueba, el médico me dijo que yo era «un positivo sin pruebas con síntomas leves», por lo que debía confinarme en casa, y aquí estoy, va para tres semanas de encierro, encontrándome con mi hijo en todos sus rincones, en todas partes…». Entre las fotos nos envía una, la de la urna que contiene las cenizas de su hijo. «Le incineraron el domingo 29 de marzo. La urna, que se la mandaron junto con la factura, reposa sobre el piano que tiene en casa, ante el que, a veces, ella se sienta y toca un tema, It is well with my soul, «una canción que Dios me dio para que me consuele».

Myriam está en paz porque está segura de que su hijo también lo está. «Quisiera dar las gracias a las enfermeras de Son Espases por cómo se han entregado con mi hijo».

Comentar

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 8

Jorge Mario
Hace 10 horas

Madre Con Amor Infinito,Tu Ángel ha Regresado a la Morada Celestial,al Lado de Nuestro Padre Creador.Un Fuerte Abrazo

Valoración:menosmas

Maria
Hace 1 día

Que persona mas fuerte eres!!! Tienes toda mi admiracion!.Cuanto nos quejamos por idioteces cuando hay gente como tu con una fortaleza enviadiable. Que dias mas duros....pero que leccion y ejemplo nos das a todos. Seguro que tu hijo no puede estar mas orgulloso de ti. No dudes que desde el cielo te cuidara siempre.

Valoración:menosmas

Jose Dario
Hace 3 días

Lo siento mucho, DEP,, animo y a seguir viviendo por el y por los tuyos.bsss

Valoración:1menosmas

Marta
Hace 4 días

Gran Madre !!!!, Siento muchisimo por perdida de su corazonsito, que descanse en paz....

Valoración:menosmas

joan
Hace 4 días

Myriam, enhorabuena por arfontar tan triste historia, me ha conmocionado y quiero acompañarte en tu dolor. Rezare por vosotros. que descanse en paz tu hijito.

Valoración:menosmas

ROSA85
Hace 7 días

siento mucho tu perdida,os acompañamos en el sentimiento,creo que has echo lo que cualquier madre hubiera echo y es quedarse a su lado,no escuches criticas solo cree en ti y en tu corazon porque has echo lo que cualquiera que quiere y adora a su hijo hubiera echo,ahora cura tu dolor y mira por hacer justicia a su muerte como estas haciendo,,, ojala la vida no fuera asi pero creeme que te da fuerzas y estara contigo para que puedas sobrellevar este dolor ,animos guapa

Valoración:2menosmas

Aurat79
Hace 8 días

Siento muchísimo por lo que has tenido que pasar y siento muchísimo que tu hijo haya muerto, recibe un fuerte abrazo, hiciste lo que hacen las madres: ESTAR¡¡¡!!!, fuerza, el ahora ya no sufre, ahora es luz y vive en ti.

Valoración:3menosmas

puri alvarez
Hace 10 días

Animo Miryam y familia, Ivan era un cielo de niño y es duro pero nuestra Esperanza está en El, y sabiendo que esta en los brazos de su Salvador. Un beso grande.

Valoración:2menosmas

Javier
Hace 15 días

En primer lugar, doy mi más sentido pésame a la madre de Iván por la pérdida y le expreso toda mi admiración por la fuerza que ha tenido. Y respecto al comentario de Maria, pues... sobra, ya que lo único que me dice es que debe ser una amargada que necesita provocar para que alguien la haga caso.

Valoración:2menosmas

Nuria
Hace 19 días

Lo siento muchísimo mi sentido pésame ,que descanse en paz tu angelito , has enseñado al mundo lo que es el amor incondicional de una madre hacia sus hijos !!!

Valoración:5menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 8