Un olfato solidario

| Palma |

Valorar:
preload
Andrea cuenta con voluntarios con quienes contacta a través de las redes sociales. Se involucran al cien por cien en la búsqueda de mascotas. Residente en Palma desde hace unos años, ha encontrado perros y gatos extraviados por toda España.

Andrea cuenta con voluntarios con quienes contacta a través de las redes sociales. Se involucran al cien por cien en la búsqueda de mascotas. Residente en Palma desde hace unos años, ha encontrado perros y gatos extraviados por toda España.

23-10-2019 | Julián Aguirre

Cuando un propietario pierde a su mascota no sabe muchas veces a quién pedir ayuda para encontrarla. Andrea Rubio, natural de Argentina, lleva 18 años dedicándose, de manera altruista y totalmente voluntaria, a buscar mascotas extraviadas en distintos puntos de España.

«Sólo en Baleares tenemos una media de 30 mascotas extraviadas al día, gran parte de estos casos llegan a mi de página de Facebook, Con olfato de perro. Rastreador de mascotas, muchas veces porque alguien les ha recomendado que soliciten mi ayuda», comenta Andrea. Su labor consiste en guiar a los propietarios durante la búsqueda. «Pongo a su disposición mi experiencia y una estrategia personalizada, pues cada caso es diferente».

En una de las últimas búsquedas, tuvo la suerte de conocer a ‘Lagun’, un perro labrador entrenado y especializado en la búsqueda de personas y mascotas. «Estuvo en el terremoto de Lorca en 2011 y en la riada de Sant Llorenç el pasado año. Ha salvado muchas vidas. Ahora cuento con su ayuda para encontrar a mascotas perdidas».

Andrea dispone también de la participación e implicación de un equipo de voluntarios. «No siempre son las mismas personas, van cambiando dependiendo de la zona, la ciudad o provincia». Y añade: «siempre hay gente que se ofrece, a través de las redes sociales, desinteresadamente, a participar en la búsqueda, y se implican al cien por cien. Son auténticos héroes».

Este verano, ‘Pepinillo’ se extravió en Palma. Se trataba de un perro de pequeño tamaño. «Llegamos a montar un equipo de 80 personas buscando activamente por las calles de Palma durante 15 días y difundimos la fotografía de ‘Pepinillo’ por las redes sociales. Lo encontramos en una calle de La Bonanova». Logros como el hallazgo de ‘Pepinillo’ son la mejor recompensa para Andrea Rubio.

Además de la angustia para el dueño y la familia, la mascota corre el peligro de ser atropellada o provocar accidentes de tráfico, por lo que Andrea ofrece consejos para evitar extravíos. «Conviene ponerles un microchip y no dejarlas en puertas de supermercados o comercios ya que hay un altísimo porcentaje de perros que se escapan o son robados. También hay que educarlos para que vengan hacia nosotros en caso de susto o pánico», añade. Aunque no conoce a nadie más que se dedique al rescate de mascotas, Andrea quiere «crear una nueva y apasionante profesión, útil en nuestros días».

Comentar

* Campos obligatorios

De momento no hay comentarios.